No pretendo ser el más veloz,ni el más habilidoso. No llevo cuentakilómetros. Tan solo quiero disfrutar de mi bicicleta y de los parajes por donde pedaleo para poder mostrarlo al mundo. Dos Pedales,rutas largas por la naturaleza y la historia. Bikepacking: cicloturismo ultraligero. Bayern (Alemania)...

13/1/17

Rey Ludwig II, excursión al castillo de Neuschwanstein

Este reportaje es sobre la vida de Ludwig II, monarca de Baviera en el siglo XIX,más conocido por Luis II el "rey loco" o "rey luna". Por una vez no fui en bicicleta, si no en autobús y mediante un grupo organizado con guía en español, a visitar los lugares preferidos de este monarca bavaro.

Tras una semana con temperaturas mínimas (en Múnich ciudad) de  -20º centrígados,esta mañana de domingo tuvimos más suerte con el termómetro,no bajando de los -2º.

Frente a la entrada principal de la estación central de trenes de Múnich (Hauptbahnhof) nos esperaba el autobús. Fuimos bastante puntuales a la cita. A las 8:30 de la mañana arrancamos rumbo al palacio de Linderhof,en plenos Alpes bavaros.

Durante la travesía nuestra simpática guía fue relatando interesantísimas cosas sobre la vida del monarca Ludwig II.

Tuvo una infancia muy solitaria.Su padre (el rey Maximiliano II) apenas tuvo tiempo para él y su único hermano padecía de esquizofrenia. Pasó la mayor parte de su niñez en el castillo de Hohenschwangau, junto a su madre (la princesa María de Prusia),los criados y gentes humildes del pueblo. Los fastuosos murales de dicho castillo,adornados con escenas sacadas de la mitología germana,inspiraron desde temprana edad a Ludwig. Fue un gran amente del arte y la música de Richard Wagner.

 Las vistas ,desde las ventanales del  autobus, de las montañas alpinas nevadas fueron impactantes. Delante nuestro fue abriendo camino un camión con una pala "quitanieves". El conductor tuvo que conducir despacio debido a las duras condiciones meteorológicas invernales.  Pese a todo no tardamos mucho en llegar hasta Linderhof.

Linderhof.
Palacio de Linderhof
Las fastuosas fuentes , adornadas con bellas estatuas doradas, de los jardines estaban ocultas protegidas de la nieve.

No pudimos disfrutar de todo el esplendor de los jardines de palacio debido a la nieve y el hielo. Las estatuas de las fuentes estaban protegidas de la intemperie con cajas de madera. La fuente apagada,su chorro llega hasta los 20 metros de altura.

Entrada principal al palacio de Linderhof.
Mientras esperábamos el turno de nuestro grupo para entrar,cayó una severa nevada.

Detalle de la entrada principal.
Friooooo....

Este palacio,emplazado en un antiguo coto de caza del rey Maximiliano II, está construido en un valle cercano a nuestro siguiente objetivo: el pueblo de Oberammergau.
Fue unos de los tres palacios construidos por Ludwig II  y  el único que vió terminado en vida.


Ludwig II se inspiró en el Palacio de Versalles francés,ya que fue admirador del rey de Francia Luis XVI.
Nada más entrar vimos ,presidiendo el vestíbulo, una estatua a caballo del rey Luis XVI.

Está prohibido hacer fotos en el interior del palacio. Nos deleitamos con cada fresco,cada pintura mural y los muebles de la época de estilo rococó. Muy recargado. La escalera principal es una reprodcción (a menor escala) de la famosa "escalera del embajador" de Versalles.


 En varias de las estacias de palacio hay un gran Sol,los cuales simbolizan al "rey sol",la monarquía absoluta de Luis XVI. Este fue la construcción más pequeña que erigió el joven monarca. En ella pasó 8 años de su vida.

La sala que más me gustó fue la de los espejos (siempre inspirado en Versalles). Ludwig pasaba largas horas en esta estancia. Él vivía de noche y dormía por el día. La colocación de los espejos crea una imagen impactante e infinita de la estancia.

Aproveché que el grupo avanzó hasta la siguiente habitación para poder quedarme un minuto completamente solo en dicha estancia. Imaginé el rey Ludwig II ,una noche cualquiera a la luz de las velas, divagando en soledad. El efecto de las velas reflejadas en los espejos debió de ser sorprendente.

Todas las estancias están decoradas con objetos y muebles ricamente decorados con piedras preciosas,marfil y hasta alguna alfombra hecha de plumas de avestruz. Espectacular.


Debido a la nieve y el hielo las construcciones de los jardines estaban cerradas al público. Nos perdimos la Gruta de Venus,el Kiosko Morisco,la Casa Marroquí,la Choza de Hunding y la Ermita de Gurnemanz. Todas esas construcciones son preciosas por fuera y por dentro (solo hay que buscar esos nombres en google para ver fotos). Volveremos en primavera o verano.

Muchas de las decoraciones interiores de las construciones de Ludwig II están inspiradas en obras del compositor Richard Wagner,del cual fue gran admirador.

Tras sentir el llamado "síndrome de Stendhal" al ver tanta belleza en tan poco espacio y tiempo,nos llevaron hasta el pueblo de Oberammergau.

Frente a una de las numerosas casas con frescos en Oberammergau bajo una copiosa nevada.


Una de las calles de Oberammergau.
 En este pueblo alpino destacan los frescos de las fachadas de las casas. En ellos están representados los oficios y forklore de sus habitantes. Nos mostraron por ejemplo (mientras el autobus avanzaba) una fachada con los frescos del cuento de Caperucita Roja y el Lobo Feroz. Muy bonito.

Tuvimos unos 20 minutos para visitar el pueblo y volver puntuales al bus. Mi mujer se tomó un cafe en un restaurante italiano. Luego nos perdimos tardando más de la cuenta en encontrar el emplezamiento del bus...vaya susto!!!...pese a todo llegamos puntuales para seguir la ruta hacia el castillo de Neuschwanstein.

No paraba de nevar en Oberammergau.

El paisaje a nuestro alrededor era sobrecogedor,con esas altísimas y escarpadas montañas de los Alpes cubiertas de nieve.

La nieve medio enterró los vehículos parados más tiempo por grandes que fueran.
Llegando al pueblo Schwangau vimos ,entre las brumas, el castillo de Neuschwanstein a lo lejos dominando un peñasco.


Neuschwanstein. Foto con el zoom óptico al máximo.

 Al llegar al pueblo, el cercano y amarillo castillo de Hohenschwangau se alzaba y poderoso y cercano.

Castillo de Hohenschwangau.
Esta fue la residencia de infancia de  Ludwig II. Mandado construir por su padre,el rey Maximiliano II, como lugar de veraneo y caza, en este castillo amarillo Ludwig empezó a soñar con construirse su propio castillo en lo que aquel entonces apenas eran unas ruinas de otro mucho más antiguo derruido por el tiempo.

Pero la excursión no incluía la visita al interior de este castillo amarillo,si no al de Neuschwanstein. Empezamos a subir por un estrecho camino asfaltado cubierto de resbaladiza nieve y hielo. Desde el camino se veía el castillo amarillo de Hohenschwangau. Nos dijeron que tardaríamos una media hora más o menos,según la condición física de cada uno/a. Nada más llegar al inicio de la subida bajaba, veloz pero cuidadoso,  un ciclista de montaña con una gopro en el casco...

Neuschwanstein.



 Algunos carruajes con caballos subían y bajaban desde castillo. La verdad es que la subida fue algo dura por el frio,la nevada  que empezó a caer y la fuerte pendiente. Todo compensado por las impresionantes vistas de las montañas y los bosque nevados.




Al fin llegamos al castillo de Neuschwanstein (castillo nuevo cisne de piedra)...



La entrada principal estaba andamiada,con lo cual no encontré un buen ángulo para sacar buenas fotos de la fachada.


Tras esperar unos 20 minutos,al fin entramos con nuestro grupo. Hay que estar puntual porque si no,entra el siguiente grupo y pierdes el turno y el dinero de la entrada.

En el interior está prohibido hacer fotos y vídeos. Una pena,pero es comprensible. Aún así alguno del grupo hizo fotos disimuladamente con su teléfono móvil.

La visita es rápida,pero te da tiempo a admirar las bellezas y fastuosos salones y estancias que se encuentran en su interior. Impresionante tanta belleza. Las vistas desde las ventanas de los pisos superiores son espectaculares. A Ludwuig le fascinaba observar desde las estancias los Alpes y el  lago Alpsee,que se halla a pocos kilómetros del castillo.

Fue un gran amante de la naturaleza y los animales. Detestaba la caza,la cual tanto gustó a su padre Maximiliano. Por la noche acostumbraba a pasear en carruaje a la luz de las antorchas ya que dormía de día. El castillo fue su lugar de refugio de paz. Deseaba alejarse del mundanal ruido y de los problemas dela época.

Debido a los excesos personales (casi agotó las arcas del estado de Baviera) y a su visión antibélica,artística y demasiado moderna (para aquellos tiempos) consiguieron declararlo loco para poder destronarlo. Fue enviado al palacio de Berg,en el lago Starnberg y recluído en sus estancias. Sobre su muerte en el lago hay muchas hipótesis. Se sabe que salió a pasear por las inmediaciones del palacio Berg con su psiquiatra y horas más tarde fueron encontrados ambos muertos flotando en las frias aguas del lago Starnberg.

Nuestro autobus listo para volver a Múnich. Neuschwanstein al fondo.

No me quiero extender mucho más con la vida de Ludwig II y el oscuro complot para destronarlo . Podéis saber más de su historia en el siguiente enlace:

https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_II_de_Baviera

Se erige una capilla y una gran cruz marcando el lugar del lago Starnberg donde fue encontrado sin vida.

Lago Starnberg.


Sus restos se hallan enterrados en la iglesia de Sankt Michael de la ciudad de Múnich. Allí reposan también  otros  monarcas y princesas de Bayern.

La próxima volveremos en primavera o verano para disfrutar de todo el esplendor de los paisajes y los  jardines de estas fastuosas construcciones del siglo XIX...

¿Te gustó el reportaje?...comenta no me seas perezoso/a!!!

4 comentarios:

  1. Buenas Rodolfo y gracias por comentar!!!...el d´ñia que valla a Pontevedra tenemos que quedar para hacer fotos...si tú me llevas en moto te enseño un lugar espectacular en la montaña ,cerca de Pontevedra que seguro no conoces, (no digo nada jejeje)y a hacer fotos a saco!!!

    ResponderEliminar
  2. Angel, muy buen reportaje, como siempre.!!!!!! Me ha encantado, sobre todo las fotos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias!!!... y eso que cada vez que sacaba las manos de los guantes para las fotos se me congelaban,,,

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios