No pretendo ser el más veloz,ni el más habilidoso. No llevo cuentakilómetros. Tan solo quiero disfrutar de mi bicicleta y de los parajes por donde pedaleo para poder mostrarlo al mundo. Dos Pedales,rutas largas por la naturaleza y la historia. Bikepacking: cicloturismo ultraligero. Bayern (Alemania)...

27/6/16

El Forstenriederpark y una de las playas de Múnich

A falta de mar buenos son rios y lagos. No es lo mismo pero buenos son para calmar los calores del verano,aunque en Alemania el verano dure tan poco y tenga unas temperaturas tan variables.

El lago Starnberg está situado a 18 kilómetros de la ciudad de Múnich. Es fácil ir en bicicleta al lago,pues la red de carriles-bici es inmensa en cualquier parte de este pais y además la zona de Múnich es bastante plana.


Pero no creáis,pues también tiene sus desniveles,sus sube y baja. Aunque son más constantes y duros a medida que te acercas a los Alpes.

El lago Starnberg se encuentra al norte de la ciudad,en un paraje rodeado de magníficos bosques y residencias modernas de gente pudiente. Alrededor de este gran lago se concentran asi mismo numerosos palacios y mansiones de personajes históricos. Aquí veraneó,por ejemplo,Luis II rey de Baviera durante el siglo XIX, el cual en sus aguas encontró la muerte.

También la conocida princesa Sissí (Isabel de Baviera) tuvo un palacete en las inmediaciones.
A través de dos de los numerosos barrios periféricos de Múnich (Hadern y Neuried),accedemos a la amplia zona boscosa del Forstenriederpark. En el pasado fue una amplo coto privado de caza para reyes y nobles. El mismísimo Napoleón Bonaparte estuvo invitado a tales cacerías.

En la actualidad es zona verde para el esparcimiento,la práctica del running,equitación o ciclismo y el tránsito de vecinos a pie o bicicleta. Está prohibido el acceso de vehículos a motor.

El bosque contiene una gran zona vallada y con acceso abierto al público mediante una puerta con el suelo de barrotes de hierro. Quizás con suerte podremos disfrutar de los huídizos jabalíes y corzos que allí habitan. Yo más de una vez topé con alguno de ellos,incluso una gran familia de jabalíes se cruzó un día en mi camino.


El bosque es tranquilo y muy húmedo. Se escuchan numerosos cantos de diferentes pájaros y sonidos extraños en la maleza. En sus dominios se alzan incontables torres de madera de vigilancia,cabañas de madera e incluso más de una caseta para el sigiloso avistamiento de la fauna local.



Podremos encontrar un larguísimo y rectilíneo carril-bici asfaltado (6 kilómetros),el cual es atravesado de forma horizontal por la milenaria calzada romana Via Julia.

El rectilíneo carril-bici nos llevará en sus últimos dos kilómetros por pista de tierra hasta desembocar en una solitaria carretera con suaves ascensos y descensos por colinas. Llegaremos,tras una bajada con dos curvas cerradas, al pueblo de Leustetten siguiendo las indicaciones de Starnberg. Dejando atrás el pequeño pueblo iremos por un sendero hasta lo que fue una antigua villa romana perteneciente a un militar romano de procendencia Lusa.

Luego maravillosos senderos, por bosque y caminos de madera,atravesando las marismas del lago Starnberg,nos aproximarán hasta el lago.

Gracias compañeros y amigos/as!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios