No pretendo ser el más veloz,ni el más habilidoso. No llevo cuentakilómetros. Tan solo quiero disfrutar de mi bicicleta y de los parajes por donde pedaleo para poder mostrarlo al mundo. Dos Pedales,rutas largas por la naturaleza y la historia. Bikepacking: cicloturismo ultraligero. Bayern (Alemania)...

14/3/16

Alpes - Caminos congelados

El pasado domingo salí con intención de coronar una pequeña cima (1200 m) de un monte alpino situado entre las localidades de Bichl y Bad Tölz. Os cuento mis sensaciones a lo largo de esta ruta de 189 kilómetros.
Alpes vistos desde Bichl.
Salí más o menos temprano,a eso de las 8:30 de la mañana. No anunciaban lluvias,ni nevadas,ni viento fuerte.

Tras atravesar la larga recta del Forstenriederpark fui directo al lago Starnberg,pero probando a bordear el lago,en vez de por camino por carretera.

Lago Starnberg.
Lo malo es que por carretera,menos el pequeño tramo que vemos en la foto superior,el camino que bordea el lago se aleja de sus orillas,con lo cual salen más kilómetros de lo normal y se hace más largo y menos divertido que siguiendo literalmente sus orillas bajo la hojarasca de sus bosques.

Bonita casa del árbol en una propiedad agrícola.
 Una vez lejos del lago me adentro en territorio rural,con numerosas granjas y establos de caballos,vacas y todo tipo de animales. Tractores,cosechadoras y numerosos utensilios de labranza "adornan" el paisaje  al descubierto o dentro de viejos cobertizos de madera.

El día es muy frio y cuanto más me aproximo a los Alpes más frio hace. Estoy en las tierras de Bad Tölz, aproximándome a la diminuta localidad de Penzberg.

Hizo tanto frio esa mañana que hasta salieron pingüinos a pasear.

La bicicleta Genesis iba consumiendo kilómetros sin piedad. Me encanta esa pluradidad de la cual goza tanto por asfalto como por caminos y senderos de monte.

Por Penzberg pasa un ramal del Camino de Santiago (Jakobsweg) y posteriormente atraviesa los Alpes.

Los Alpes vistos desde Bichl.
No era muy tentador subir ,la verdad,el paisaje era bonito pero poco alentador para ascender en bicicleta. Decidí dar media vuelta y volver a Múnich por el Isarradweg una vez llegado a la localidad de Bad Tölz.

Pero, es tan fácil  y adictivo rodar con esta Genesis CDF que no pude parar y llegué hasta Bichl. Luego empecé a subir una pista forestal rumbo a una cima de 1200 metros de altitud para probar a fondo la bici en cuestas pronunciadas y largas.


La bici empezó a patinar a medida que el camino iba complicándose más y más por culpa de la nieve y el hielo.

El paisaje era precioso. El silencio solo roto por el traqueteo de numerosos pájaros carpinteros y el rumor del riachuelo de aguas puras procendentes del deshielo invernal.


Bajé de nuevo a Bichl para dirigirme por carretera (carril-bici) hasta la localidad de Bad Tölz,pero a mitad camino encontré por casualidad un desvío con el cual no entré a ese gran pueblo alpino ahorrándome algunos kilómetros.

Seguí rumbo a Múnich por el Isarradweg y la Via Bavárica Tyrolensis.

El rio Isar.
En uno de los caminos me despisté y acabé en un sendero lleno de pequeñas piedras metidas en tierra endurecida. El traqueteo,aún careciendo de suspensión, fue divertido y el acero hizo muy bien su trabajo amortiguando las vibraciones.

A 18 kilómetros de Múnich hice un pequeño "alto" para comer un trozo de empanada gallega que hizo mi mujer.


Entré a Múnich por el Isrradweg pero por un sitio diferente. Así evitaría pasar por el centro de la inmensa urbe.

Preciosa casa a orillas del rio Isar en el extrarradio de la  ciudad.

Llegué a casa a eso de las 17:30  tras 189 preciosos pero frios kilómetros...

Os pongo un vídeo que hice de la ruta:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios