No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

3/1/16

A contrapedal: Rixe,bicicleta de los 70´s

Estreno sección y bicicleta. Esta viejuna nació en 1978,aquí en Alemania. Os cuento como fue su adquisición,compra y las primeras impresiones cruzando la ciudad de Múnich.


Llevo ya dos meses asistiendo a clase de alemán en uno de los numerosos centros de la popular Volksschule de Múnich. De mi casa al centro de estudios hay unos 7 kilómetros de distancia,por ello compré una tarjeta mensual de metro. Lo malo es que mi mujer y yo nos equivocamos con la tarjeta y un día un revisor me puso una multa de 60 eurazos. Al disgusto se fue  sumando el "susto" del momento,el no poder explicarme bien y la vergüenza de que un policía alemán de paisano me pidiera la documentación delante de la gente del vagón.....

Desde entonces le anduve comiendo la cabeza a mi mujer para hacernos con una bicicleta barata para desplazarme por la ciudad y compartirla con ella.

Estuvimos mirando bicicletas en la página de "Ebay München". La idea era sencilla: una bici que no superara los 80 euros, Una bicicleta para encadenar en la calle, junto a muchas de algunos de nuestros desconocidos vecinos del edificio.

Un día di con la idónea en Ebay: una antigua con la barra baja típica de mujer. Una bici de paseo de 45 euros. El color no era ni rosa ni fosforito,con lo cual nos serviría a ambos.

Además de esa bicicleta el vendedor disponía de otras. Yo me enamoré a primera vista de una clásica (de hombre) que se ve que fué en su época en Alemania algo parecido a nuestras Orbea o BH en España.Una Rixe del año 1978.

Nuevamente convencí a mi mujer de comprar ambas máquinas. Una mañana ella llamó al vendedor para quedar con él,pero el hombre hablaba muy rápido por teléfono y mi mujer no entendió bien la dirección de la casa . El señor no era muy simpático que digamos.Por cierto,la bici de mujer dijo que ya la había vendido,pero la Rixe seguía en venta.

Yo me quedé bastante "chafado" por ello,sobre todo por no poder ir a ver la Rixe. Aún así busqué el supuesto nombre que entendió mi mujer  (aunque  mandó un mensaje y volvió a llamar al vendedor éste no contestaba) por el google maps de la ciudad de Múnich. El caso es que el señor vivía en nuestra zona,en nuestro barrio.

Recordé una de las calles que me dijo mi mujer (uno de los datos que le dió el hombre para llegar a su casa) y así encontré una calle con un nombre parecido al que entendió mi mujer. Menudos nombrecitos de calles en alemán...difíciles de carallo!!!...

Esa misma tarde fui andando con mi hijo a la supuesta calle guiándome por otra, de unas cuantas, que el vendedor le dijo a mi mujer para guiarnos hasta su casa.

Era un nombre terminado en "...Heim" y estaba al lado de una plaza llamada (......). Llegué con mi hijo a esa plaza y a la supuesta calle que intuí que fuera la del vendedor. y busqué el núnero 11. Ni preguntando a los vecinos la gente no sabía nada del nº 11 de esa calle. La verdad es que era un lío porque la numeración estaba cortada en el 15 ,avanzaba hasta el 27 y seguía hasta el 6 hacia arriba....del 11 ni idea.

Llamé al señor a las 17:00 tal como acordamos. Verdaderamente el hombre era bastante antipático. Estuve a punto de echarme para atrás. Como hablo poco alemán el señor me habló en inglés pero tampoco le entendí mucho a pesar de decirle que hablara despacio y en alemán. Yo quería esa bici a toda costa. Al final le dije el nombre de la plaza contígua a su calle y que no encontraba el número 11.....la calle que intuí sí que era la correcta aunque no la pronunciaba bien,él me corrigió...De pronto cambió el tono y fue mucho más amable. Me dijo que esperara en la plaza,que iba a buscarme.

Apareció montado en una bicicleta antigua un señor de semblante amable,más mayor que yo y pese al idioma empezamos a conversar más o menos entendiendo todo lo que me iba diciendo. Por teléfono era antipático pero en persona todo lo contrario. Quedé aliviado y más tranquilo.

El número 11 estaba muy,muy escondido en un recoveco entre la calle y la plaza. Bastante difícol de encontrar.

Me invitó a pasar al jardin de su casa (pedazo casaza) y me sorprendí al ver un numeroso grupo de bicicletas antiguas y clásicas aparcadas tras los muros de su vivienda.

Al ver mi cara boquiabierta el hombre me dijo que su hobby es restaurar bicicletas antiguas,quedarse las que más le gustaban e ir vendiendo el resto. Tendría unas 50 sin exagerar.

Sacó la mía animándome a probarla. Luego me dijo que tenía otra de mujer a la venta por si también me interesaba. Lo malo ( pese a su magnífico aspecto) es que la de mujer valía 70 euros y mi esposa a esas alturas había visto otras de para ella por 25-35 euritos.

Cerramos el trato de la Rixe y me fui feliz y contento a casa con la adquisición.Nada más llegar le hice un vídeo:


Freno delantero.
Pegatinas de la época casi en perfecto estado.
Guardabarros inoxidables Weinmann.
Al día siguiente salí al parque con mi hijo para probarla.




Las primeras impresiones es que me siento cómodo en ella. Es de mi talla. El manejo del manillar es algo raro acostumbrado al de mi mountaibnbike Cube. El freno contrapedal tengo que aprender a manejarlo con soltura, pero es muy interesante y además típico en estos paises frios del norte de Europa (Alemania,Holanda,Dinamarca).


Maneta de cambio Torpedo. Tres velocidades que para una ciudad tan plana como esta va perfecto.


El sillin parece un sofá de lo cómodo que es.

Buje con cambio interno y contrapedal Torpedo Sachs.



Bueno,pues por fin bici urbana!!!. La primera noche la encadené (tres cadenas) en el portal del edifcio junto a otras 20 bicicletas. Tras negociar con mi mujer, al día siguiente pude hacerle un hueco en el trastero y descansa junto a mi querida Cube bajo llave en un habitáculo privado.

Al paso de los días decidí darle un toque "cool" a la bicicleta cambiándole el manillar que llevaba tipo Moustache por uno de carretera antiguo. Además tenía ganas de manejar un manillar de esas características.


Gracias al descubrimiento de una interesante tienda de ciclismo de segunda mano llamado Second Hand Sports München ( en la cual también venden tablas de Snowboard,esquies y patines) me encaminé a por el manillar.

Me vendieron un viejo manillar de aluminio plateado por 10 euros. La tienda es genial. Tienen bicicletas restauradas antiguas,pero la mayoría son más actuales. Tienen cajas grandes con horquillas,frenos de todo tipo y color,tornillos,guardabarros,suspensiones traseras,etc,etc,etc... Todo piezas de despiece de gente particular que o vende su bicicleta entera o por partes. Por ello no fue nada difícil encontrar un manillar de carretera con la medida de la potencia de mi vieja-nueva bicicleta Rixe.

Menuda "Mina" de tienda y todo a bastante buen precio sobre todo en lo que a piezas antiguas se refiere. Por cierto, había mucha gente curioseando  y una chica compró una vieja rueda trasera con tres piñones.

Me llevé el manillar y otro día me hice con una cinta negra para forrarlo. Otra cosa es la duda de dejar el freno delantero o quitarlo. Un simple paseo en bici por la ciudad me hizo plantearme el dejar dicho freno para emergencias. El contrapedal es cómodo y divertido,pero para evitar sustos voy más tranquilo con el auxiliar delantero para frenados de emergencia.

Quise poner el freno y la maneta del cambio Torpedo  en la parte recta del manillar de carretera,pero debido a que es más ancho en esa parte las arandelas no eran las correctas. Me encaminé de nuevo (esta vez pedaleando) hacia Second Hand.

El vendedor sacó una caja de madera con decenas de frenos y tuercas,arandelas (alguna oxidada)  para ver el que se ajustara a mi manillar. Al final la solución fue cambiar la maneta del freno por otra parecida.

Y este es el resultado:


Esta mañana de domingo salí,bajo una fina lluvia y algo de nieve en las cunetas, para ver cuánto me costaría llegar de casa a la academia de alemán. El recorrido es por carriles-bici y alguna calle de poco tránsito. Hay que sumar las paradas en los semáforos,cruces y el tiempo que haga, pero hoy domingo me costó 30  minutos llegar a la escuela yendo a ritmo normal.

En  metro me costaba de 45 (día normal) a 55 minutos ida (retrasos)  y lo mismo vuelta (contando los trayectos a pie hasta y desde la estación y los posibles retrasos y cortes de línea). Me sentí mucho más cómodo con este manillar curvo de carretera y en las rectas sin cortes ni obstáculos me rio de mi mismo con esa postura característica de sprinter tan guapa jejeje...

Bajé un poco la punta del sillín porque en la postura de Sprinter me "machacaba" los huevos,ahora asi ya voy mucho mejor...Antes de salir esta mañana de domingo quité el transportin y le di brillo a los guardabarros y a toda las partes metálicas plateadas.

Bueno,una bici de 70 euros,del año 1978,que funciona bien y me resulta cómoda para ir por la ciudad.



2 comentarios:

  1. Vaya bici guapa que te has pillado! Le queda genial el manillar de carretera! A mi me encantan las bicis clásicas, una de las bicis que tengo es una Peugeot de carretera de 1990, no es tan antigua como la tuya, claro, pero ha cumplido ya 25 añitos, eso sí, la he modernizado, de la original sólo queda el cuadro... de lo cual me arrepiento, pero bueno, ha quedado chula.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Susana!!!...ya ves de una bici normalita y viejuna que quería comprar para aparcarla en la calle y al final todo un clásico del ciclismo alemán y bajo llave...Tienen algo especiaol estas bicis antiguas. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios