No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

12/10/15

Recorriendo la Via Julia I

En esta primera parte de una serie de reportajes quiero daros a conocer un tramo de la via romana denominada Via Julia. Es una antigua calzada militar del imperio romano en tierras alemanas de 312 kilómetros. Via Julia une las localidades de Günzburg-Ausburgo y Salzburgo,ésta última en Austria.
Reproducción de un Miliario de Via Julia encontrado en 1.944 en  la localidad de Gilching.
 Salí de casa a las 8:30 de la mañana con bastante frio y una niebla que,en según que zonas,se tornaba  más espesa.

Recta de 5 kilómetros en el Forstenriederpark.
La verdad es que no tenía la ruta grabada previamente en mi GPS,otro día que salía de ruta improvisando sobre la marcha. Esto también tiene su punto de aventura sobre todo si no pedaleas por tu pais.

En un cruce di con la Via Julia,milenaria calzada del imperio romano. Tras leer un cartel indicativo referente a esta ruta  decidí hacer un tramo dirección Salzburgo (Austria),pero no distanciándome mucho de Múnich por el tema del eje del pedalier,no fuera a ser que me dejara tirado en la nada.

Estas torretas de madera me llaman la atención.
Saliendo del Forstenriederpark...







La Via Julia viene trazada en los mapas preinstalados de mi GPS.

Al llegar a la localidad de Gilching encontré un miliario de la via romana junto a un panel explicativo. El mojón original fue  encontrado aquí en el año 1.944.


Vandalismo en la via romana...


Por cierto,la via romana intenta seguir el trazado original antiguo,pero en muchos tramos es imposible porque pasa por encima de campos de cultivo,vviviendas particulares,etc. de todas formas es bastante fiel en muchos puntos.







Al llegar a la localidad de Shöngeiseing vi un panel explicativo con un mapa de la Via Julia a su paso por  esta zona. En él observo el trazado original romano comparado con el actual para caminantes y ciclistas. También los restos arqueológicos que encontraron,por ejemplo una tumba,soportes de un puente de madera que había a pocos metros de donde me hallo,monedas...

El trazado original romano,recto como una longaniza. Si ampliáis la foto veréis la versión actual de la ruta.
Junto al panel explicativo anterior,vieras del Camino de Santiago.
Las indicaciones de Via Julia me introdujeron en el pueblo de Shöngeiseing para dar una vuelta yonta por sus calles y volver a este punto del panel explicativo atravesando dos puentes pequeños. En uno de ellos descubrieron restos arqueológicos del imperio.




Shöngeising entre la niebla.

Bonito lugar para una avería rara...
Tras alejarme de este pueblo la via romana seguía por un bosque en ascenso. El camino empezó a empinarse demasiado. En un momento un ruido de la cadena,el típico cuando tienes el llamado "chupado de cadena" me hizo temer lo peor porque venía acompañado de un "clak", esta vez típico cuando un eslabón rompe...y eso que no cambié bruscamente ni ejercí demasiada fuerza en los pedales...

Eslabón de la cadena roto,abierto...
 Viendo el tema decidí volver sobre mis pasos dejando atrás el bosque andando por una solitaria carretera de la Via Julia dirección Múnich. Iba acojoinado porque no solamente se había roto la cadena,si no que los dientes de los platos se habían enganchado con la lengüeta del desviador delantero. Por el camino respiré hondo y pensé en que tal vez seguramente me tocaría volver a casa andando. Justo en ese momento llamó mi mujer y le conté que tardaría unas 6 horas a pie en llegar...quedaban 35 kilómetros.

Busqué un sitio donde reparar tranquilamente la cadena poniendo un eslabón rápido que llevaba con mis herramientas. Lo hice apoyado en un banco de madera junto a una diminuta capilla de pueblo.

Como ya había cambiado la cadena hace pocos meses en casa,tenía cierta experiencia en esto de abrir y cerrar eslabones con la herramienta del tronchacadenas. Pasó en ese momento un ciclista de montaña preguntándome si todo bien,si necesitaba ayuda mientras levantaba el pulgar arriba...le respondí que no,muchas gracias...todo bien. Luego estuve un poco arrepentido por si lo de los platos no tuviera arreglo,aunque no se que hubiera hecho ese chico...¿lo hubiera arraglado?. Seguí solo en medio de la nada y al lado de la capilla poniendo el eslabón rápido con un sonido de "clak" en la cadena. Todo perfecto.

Pero la gran avería era eso de los dientes clavados en el desviador...

Ver cómo quedaron los dientes clavados y atrapados en el desviador...y sin hacer nada raro por mi parte...
Seguí andando para intentar relajarme y tomar conciencia de la caminata que me esperaba. Según la hora que era y andando a 5 kilómetros hora llegaría a casa a eso de las 19:00 .....desolador jajaja....

Ya más tranquilo, tras bajar por unos caminos sin tocar los pedales,apoyé la bici en unos troncos de madera y vi la solución  y el porqué de todo ello.




Se fue aflojando durante la ruta el tornillo allen que fija el desviador delantero al cuadro,con los baches supongo y se ve que es cosa de hace tiempo ya. Esto hizo que justo en la subida dura se fuera de lafo ligeramente,atrapara los dientes de los platos y se cascara la cadena...

El Forstenriederpark...
Ya arreglado y ,tras ver que era una tontería,volví rápido a Múnich por si acaso...a las 14:30 estaba duachado y comiendo en casa contento de mi "Mcguiver" interior. Todos tenemos uno oculto aunque parezcamos patosos,manazas y creamos que no podemos arreglar cosas mecánicas.

No hay que ponerse nervioso con una avería aunque nos encontremos lejos de casa,tengamos casualmente ese día poco dinero en el bolsillo para coger un tren y estemos en un pais extranjero...¿ O tal vez si?...





3 comentarios:

  1. Menos mal que solucionaste el problemilla mecánico. La verdad es que cuando te pilla lejos de casa, como que entra un acongojo de cuidado.
    Felicidades por el reportaje, esperamos que termines lo que querías hacer de esa calzada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Jajaja.....con el panzón de años que hace que das pedales y los chorrocientosmil km que llevas en las piernas....anda que no ver que simplemente se te había entregirado el desviador.....bueno...al menos sabes que esa ya no te volverá a suceder....;)

    ResponderEliminar
  3. Si,Shabel ese es el tema,que al ser un pais extrangero,hablo poco alemán y te pilla lejos de casa la avería pues me pongo muy nervioso y no encuentro la solución (aunque sea una chorrada) hasta que me relajo y bingo!!!.

    Jajajajaja Vicente lo se,lo se,fue una tontería pero me puse muy nervioso. Ya tranquilo vi que la solución era muy fácil!!!

    Saludos colegas

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios