No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

23/9/15

Corazón peregrino y viajero: Mojácar

Bueno, como aún no ha terminado el verano, tengo tiempo para contar alguna cosita sobre mis vacaciones en Cabo de Gata, Almería.  Como buena viajera, siempre apunto lo bueno y lo malo de cada rincón que visito, son unos detalles que podrán ser, incluso, útiles, para alguien que pretende visitar esa región.  Aunque el verano está lejos de ser mi estación del año preferida, es la única época en que nos acercamos  al Mediterráneo, que para mí (que ya he conocido otros mares) es el más bello que he visto y me gusta volver a verlo y sentirlo. 

Por: Ivy Silva
Nos quedamos siempre hospedados en el corazón del Parque Natural de Cabo de Gata (que podría estar un poquitín más bien conservado, pero bueno…) e intentamos disfrutar de todo lo que la región ofrece: La playa, el maravilloso mar azul, los restaurantes y bares, los senderos, los cortijos… 

Allí no hay tiempo para el tedio. Este año nos hemos acercado a Mojácar, un blanco y bellísimo pueblo en el alto de una, de las muchas colinas que hay en la región. Confieso que mientras estábamos en la carretera, la vista del pueblo no me agradó: Se parecía más a una de las muchas urbanizaciones playeras que vemos por toda la costa. Pero, mientras nos acercábamos, iba poco a poco enamorándome… 

Una calle en cuesta y estrecha nos conducía al aparcamiento a “los pies” del pueblo. La subida era realmente dura, principalmente porque estábamos en unos de los días más cálidos de ese durísimo verano, pero nada que nos prohibiera explorar… 

Las flores que están por todas partes. Foto: Ivy Silva.

Mojácar está muy cerca de las Cuevas de Almazora, donde hay hallazgos del Paleolítico Medio. En Mojácar han sido encontrados vestigios del hombre de la Edad del Cobre (4000-2000 a.C). De acuerdo con muchos autores esa región fue la primera, en la Península Iberica,  en tener una sociedad organizada; esos hombres conocían la metalurgia del bronce, vivían en casas en lo alto de las colinas o en pueblos amurallados. Detalle ese impresionante para mí, ya que no tenía ni idea que en una época tan lejana fuera posible ese tipo de núcleo social. Pero, toda esa organización empezó a caer en decadencia con la llegada de los Celtas venidos del Norte de Europa y también con la llegada de los colonizadores fenicios y griegos que llevaron toda la riqueza de la Sierra Almagrera... 


Una habitación con vistas al mar. Foto: Ivy Silva.

 También los romanos han estado en Mojácar y allí se han encontrado restos de una villa agrícola, entre otros hallazgos. Los musulmanes han estado allí desde el siglo VIII hasta el siglo XIII y han dejado un gran legado de arquitectura en el pueblo. 


Una puerta blanca en un muro blanci,característica del pueblo. Foto: Ivy Silva.
  
Cada paso que daba por Mojácar, me sentía más y más dentro de una cultura muy distinta de la mía: Una cultura mediterránea, de luz, de sol, de colores que ocupaban toda mi retina. Paredes blancas; de una blancura celestial, enmarcaban la inmensa cantidad de flores que encontrábamos por nuestro camino; una maravilla ver el cuidado que cada vecino tiene con su tiesto, su árbol, su jardín… Escaleras misteriosas, nos llevaban a encontrarnos con vistas, de quitar el aire, del mar y de la sierra. Los callejones de piedra, las tiendas de souvenirs incrustadas en los muros, los comerciantes atentos y amables...


Una calle en la entrada del pueblo. Foto: Ivy Silva.
  
En Mojácar todo tiene un encanto especial, no sé, hay una armonía en el pueblo que te invita a querer estar, a disfrutar, a volver… para descubrir aún más. 


Ivy Silva 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios