No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

21/7/15

Rodeando el lago Starnberg y visita al Museo de la Fantasía

La semana pasada anunciaban alertas por tormentas vespertinas de diversa intensidad el domingo en la zona de Múnich,sobre todo cerca de los Alpes en Bad Tölz. Decidí acortar la ruta y posponer la prevista de 200 km para otra ocasión. En estos casos suelo realizar rutas cercanas por si acaso me tengo que retirar. Entonces fui a rodear literalmente el cercano lago Starnberg y visitar el “Museo de la Fantasía”.


Esta vez salí de casa más tarde de lo acosturmbrado porque el día anterior llegamos mi familia y yo bastante tarde a casa ya que disfrutamos todo el día de paseo con unos amigos madrileños en Nürnberg (Núremberg).

Comencé a pedalear a eso de las 9:30 de la mañana con algo de calor. Las temperaturas siguen siendo anormales para esta zona de Alemania.
Rodé rápido (25 km/h) por la acostumbrada y conocida larga pista forestal del Forstenrieder park . Luego unos pocos kilómetros por una solitaria y ondulada carretera entre dorados campos de trigo me llevaron hasta el lago Starnberg, a 18 km de donde vivo.


En esta ocasión llevaba GPS como es costumbre,pero sin ruta señalada. Simplemente iba a rodear el lago por carriles-bici,pistas forestales y senderos lo más pegado posible a sus aguas. Un recorrido refrescante sin duda. 

Cicloturistas en el lago Starnberg.
 En el cielo aparecieron algunos nubarrones, pero nada que debiera preocuparme o eso al menos pensé..... 


Por cierto, en  las inmediaciones del lago  pasa un ramal del Camino de Santiago (Jakobsweg).
 
Estatua  en bronce de la emperatriz Elisabeth (Sisí)  frente a la histórica estación de ferrocarril de Possenhofen.


Penetrando en un sendero algo descuidado en parte, llamó mi mujer advirtiéndome de que en Múnich ciudad estaba tronando y lloviendo... 




En un momento dado del sendero tuve que poner pie a tierra porque salió d ela nada una mujer.

Seguí camino por una zona muy parecida a cualquier bosque frondoso de nuestra querida Galicia.
En ese momento calleron algunas gotas de lluvia filtradas entre la hojarasca de la densa arboleda que lo máximo que hicieron fue refrescar mi marcha.




Tras descansar en una capilla seguí unas señales de senderismo (no de ciclismo) que atravesaban un campo de golf por su parte más elevada sin molestar a los escasos golfistas que se hallaban en el lugar pasando calor al sol. Mira que es soso y aburrido el golf.....


Interior capilla.
Vstas desde la capilla del lago y sendero marcado.

Senderistas frente al campo de golf.

En un carril-bici unos ciclistas de avanzada edad me preguntaron como ir al pueblo de Feldafing. Saqué mi espléndida Fahrradkarte (mapa con vias ciclistas) de mi mochila y les indiqué fácilmente de un modo gráfico. Se mostraron muy muy agradecidos cnmigo. Da gusto ayudar a otros compañeros!!!

Ejemplar carril-bici de Alemania.
 Un bonito camino me iba llevando a orillas del lago con mucha gente tomando el sol y bañándose a mi alrededor. Fui despacio para no atropellar a nadie. 




A medida que avanzaba la cantidad de bañistas aumentaba. Aprovechaban cualquier trozo de césped para tomar el sol o simplemente un rincón a la sombra para tumbarse a descansar.


Tras pasar por la localidad de Höhenried no tardé en llegar hasta el tronco del árbol de 450 años de antigüedad que preside una de las entradas al Museo de la Fantasía (Buchheim Museum der Phantasie).


Enganché la bici en un aparcadero para bicicletas dentro de los jardines del museo. Es una buena cadena la que tengo ,pero más tranquilidad me quiero comprar en breve una de más seguridad,la clásica con forma de U . 

Helicóptero anti bélico.
 Quedé un poco preocupado porque la rueda delantera quedaba sin atar y cualquiera podría llevársela con facilidad quitando el “cierre rápido”. Para evitar eso llevaba otra cadena más pequeña pero la perdí en alguna ruta... 

Huy...que el peso de la cadena está doblando un radio de la rueda!!!

Museo de la Fantasía.
Metí el GPS,el cuenta kilómetros y algunas cosas de la bolsita del manillar en la mochila y entré al museo. En recepción habían algunas personas curioseando recuerdos que vendian y pregunté si la entrada era gratis (Kostenlose o gratis se puede decir). Sí, los alemanes también dicen gratis. 


Pues no, 8,50 eurazos la entradita individual. En fin,un poco caro pero accedí porque tenía mucha curiosidad en visitar este museo a orillas del lago Starnberg. Pregunté si no habría problema en hacer fotos y me dijeron que no. La verdad es que vi a casi todo el mundo haciendo fotos de todo.

Un vigilante que guió para que guardara la mochila en una taquilla del piso inferior. Es una taquilla como las de los supermercados. Echas un euro y cierras. Luego abres y recuperas la moneda. Hice muchas fotos en el museo pero os pongo unas pocas para que no os  aburráis.

Lo primero que vi,en el piso de las taquillas,fue una obra llamada “Taxi Luxemburg”,del artista africano Dominique Zinkpé.


Taxi Luxembourg.
Luego accedí directamente a una amplia exposición de cuadros ,que llenaba dos pisos, sobre expresionismo alemán. La verdad es que el expresionismo no me gusta mucho aunque me resultaron interesantes algunas de las obras . Había un señor haciendo fotos de todos los cuadros. La ruta por el museo me llevó hasta una sala con obras de procendencia africana. Muy bonitas todas. 

Expresionismo.
Arte africano.




Una vez visto todas las figuras tribales pasé a la parte “fantástica” que da nombre a este museo. En una zona superior había artistas o aprendices pintando cuadros utilizando diferentes técnicas pictóricas. También una sala de documentales y pequeña biblioteca. 







Si alguien quiere servirse  algo...
En el piso más elevado una exposición sobre un famoso submarino alemán: el U96. Esto me gustó mucho. Por los enormes ventanales del museo vi los caminos que bordean este edificio. Vi mi bici a lo lejos aún en su sitio y con la rueda delantera intacta. Delante del aparcadero habían tumbonas a la sombra con gente mayor descansando del calor. 

Reproducción de una sección del submarino U96


Vistas desde los ventanales del museo.
Exterior del museo.

Libros sobre el submarino U96. Yo quiero uno en español!!!...
Luego de disfrutar unos minutos de las espectaculares vistas del lago Starnberg desde un mirador del propio museo salí fuera para continuar rodeando el lago. 

Mirador del Museo de la Fantasía.




Continué camino por caminos sombreados y muy frescos. Gente tomando el sol en cualquier lugar a mi paso. Llegué a la loclidad de Assenhausen




Tras atravesar unos tupidos bosques,con gente tomando el sol en la orilla del lago y descansando entre arbustos y árboles, llegué hasta la cruz que marca el lugar donde murió Luis II ,rey de Baviera (s. XIX). 


Fue un excéntrico monarca,primo de la emperatirz Sisí,apodado como “el rey loco” debido a sus excentricidades. Se creó su propio “paraíso artificial” mandando construir el famoso castillo de Neuschwastein,popularmente conocido hoy en día como el castillo en el que Disney basó su logotipo.

Lugar donde encontraron el cuerpo sin vida de Luis II de Baviera.
 En la época dieron la versión oficial es que el rey murió ahogado junto a su médico personal,pero él era un gran nadador y apenas había medio metro de agua en donde encontraron sus cuerpos. La realidad es que una chaqueta del rey ,con agujero de bala, fue hallada en las inmediaciones. Frente a la cruz se erige una capilla en su honor. 




Otro ciclista que había hecho fotos de la cruz me preguntó como salir de la zona y le contesté un simple “gerade aus”,todo recto. Vamos,creo era eso lo que me preguntó porque me puso buena cara y dijo un “alles ok”,todo bien!!!...

 Salí del bosque casi tropezando con unos bañistas rusos que ya se retiraban a sus casas. Con esta ola de calor que azota el sur de Alemania hay gente por todas partes.

Continué dando pedales a orillas del lago viendo a más gente en bikini,jugando a la pelota,nadando,chiquillos armando jaleo...etc...



Caminos frescos.
 Me fui alejando del lago por las Marismas de Murnao. Allí estuve descansando esta vez yo a la sombra junto a las ruinas de Villa Rústica,un antiguo emplazamiento rural que perteneció a un exmilitar romano procedente de tierras lusas. 

Villa Rústica. Leustetten.


Mientras evitaba los calores medio tumbado en el césped,algunos ciclistas y paseantes visitaron las ruinas. Una mujer rompió la tranquilidad de esos momentos echándose un estruendoso pedo con total normalidad,como si no pasara nada jajajaja... 

Tres tristes tigres triscaban trigo en un trigal....ahora decir eso en alemán!!!...
 Alrededor de la Villa un dorado trigal se mecía con la cálida brisa del atardecer. Casi me dormí de lo agusto que estaba . Menos mal que el pedo de la señora me animó un poco.

A la media hora seguí camino rumbo a Múnich,pero me desvié del acostumbrado camino de vuelta para subir a una colina desde,supuestamente y según mi Fahrradkarte,había un punto para vislumbrar el lago Starnberg a vista de pájaro.


Subí por un sendero entre trigales detrás de otro esforzado ciclista de montaña. El sendero era empinado y con socavones y piedras. Mi bici con ruedas de 29” parecía un tractor trepando.

Arriba el ciclista y yo nos saludamos con un típici,de la zona, Servus. La verdad es que se veía el lago a lo lejos ,pero no era una panorámica impresionante ni mucho menos. Al hacer la foto me apoyé sin darme cuenta en una alambrada electrificada de esas para que no se escapen las vacas. Menudo castañazo me dio la electricidad en la mano!!!...


Bajé rápido por otro camino algo empedrado y con pequeños saltos semejantes a poco más de la altura de un bordillo de acera. Apunto estuve de caer al suelo por sortear a unos paseantes que subían despacio....

Dejando atrás la localidad de Leutstetten,me metí en un bosque con caminos plagados de raíces y trialeras. Luego seguí el curso del pequeño rio Wüm dirección Gauting.


Viejo molino de agua en el rio Wüm.


Un pato de esos se acercó hacia mi violentamente para atacarme. Lanzaba un sonido parecido a una serpiente...huy que mieditoooo...

Tras despistarme un poco afortunadamente no tardé en encontrar  la larga recta del Forstenrieder Park que me llevó hasta casa. Terminé la ruta a las 18:30 de la tarde y entonces escuché los primeros truenos de la tarde...

Forstenrieden Park.

En total me salieron 106 kilómetros. No me llovió nada ni siquiera un atisbo de tormenta. Sin embargo desde el lago los Alpes estaban cubiertos de la típica bruma de cuendo llueve a cántaros..



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentarios