No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

3/2/15

Buscas un lugar y encuentras otro diferente

Antes de ir a un lugar determinado para hacer el consiguiente reportaje busco información y exploro la zona con el programa del gps. Pero hay días en el que llegas a un sitio,te llevas una decepción y luego encuentras por casualidad otro más interesante.


El sábado por la tarde, a eso de las 15:00,salí de casa con ánimo de descubrir los restos arqueológicos de otro castillo romano situado en Bad Cannstatt,el barrio más antiguo de la ciudad de Stuttgart.

Rodé bastante rápido por el carril-bici del Neckartalradweg,a orillas del caudaloso río Neckar,el cual nace en la Selva Negra. Hacía mucho frio para variar.

Saliendo de Esslingen por el Neckartalradweg.

Entrando a Stuttgart apartado del tráfico gracias a los carriles-bici.
Stuttgart se encuentra a unos 14 km de Esslingen,pueblo grande donde actualmente resido con mi familia.
La ida fue bastante rápida,con algunas variaciones de velocidad por los paseantes que iba encontrando por el camino. Ruta llana ideal para lo que llamamos en argot ciclista “hacer fondo”.

Carril-bici junto a la autovia de Stuttgart. Neckartalradweg.
Palacio de Rosenstein en los jardines del mismo nombre. Stuttgart. Neo-clásico años 1.824-1.829.
La llegada al emplazamiento donde se ubicaba el antiguo castillo romano fue decepcionante. Recordaréis ,gracias al post de hace una semana, la importancia que tuvo este lugar en la época del imperio junto al castillo de GRINARIO. Qué lástima!!! no habían vestigios del pasado. Por internet había leido que aquí encontraron restos importantes ,por ejemplo el suelo de madera de una antigua villa. Pero lo único que vi (a no ser que me equivocara de lugar) fue una gran zona de negocios con varias entradas provista de una gran plaza interior y  aparcamientos llamada Römerkastell. Una ciudad empresaria en miniatura. Eso si,algo recordaba a la distribución típica de un cuartel militar romano.

Entrada al Römerkastell de Bad Cannstatt.
Römerkastell en la actualidad.
¿De verdad aquí estuvo aquí el asentamiento romano en aquellos tiempos?. Muchas o todas las piezas encontradas en el lugar se que están en un museo de Stuttgart. Pero, lo cierto es que ansiaba encontrar algo parecido a Grinario. No se,seguiré investigando porque tengo mis dudas al respecto.

Ya estaba oscureciendo cuando, al lado de Römerkastell, encontré de casualidad el llamado Travertínpark. Entre la zona residencial de Hallshlag y una antigua fábrica de azúcar. Un parque que fue hace poco una importante cantera de Stuttgart. Bueno,más que una fueron tres empresas las que operaban aquí: Lauster,Schauffele y Haas.



Este parque-museo se extiende por una colina plagada de viñedos. Aquí se extraía piedra de travertino.


Maquinaria de la empresa Schauffele.
Durante las primeras excavaciones encontraron fósiles de mamuts,rinocerontes,tortugas de agua dulce y utensilios de la edad de piedra. El lugar en aquellos tiempos prehistóricos era un vergel con manantiales.

Cantera de la empresa Haas.

Vías del antiguo ferrocarril Bad Cannstatt-Münster para transportar la piedra.



Panorámica industrial desde Travertínpark. Al fondo la GRABKAPELLE de Baden-Württenberg.
La planta de energía (carbón y residuos) de Münster vista desde el Travertínpark.
180 metros mide la chimenea y tiene varias antenas de radio colocadas en lo alto.
Muy cerca del parque,otro día iré a hacer más fotos,se erigen unas grandes columnas que los nazis encargaron a la empresa Lauster en 1936. Estas iban a ser enviadas a Berlin para decorar un templo dedicado a Mussolini. Fueron traídas de vuelta aquí tras terminar la guerra y compradas por la misma empresa Lauster. Se hallan junto a la planta de energía de Münster.

Homenaje a una unidad de caballería caída en combate
durante la ocupación de los aliados en la segunda guerra mundial.
Edificio en Bad Cannstatt.
Una de las calles más antiguas de Bad Cannstatt.

Ya de noche emprendí el regreso a Esslingen pedaleando veloz por el Neckartalradweg con los focos encendidos.


2 comentarios:

  1. Alemania se sale. Estuve dos veces y tiene pinta que es un sitiazo para andar en bici

    ResponderEliminar
  2. Es ideal porque todo está a favor del ciclista!!!

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios