No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

15/1/15

Neckartalradweg: Esslingen-Tübingen

El domingo 10 de enero a las 8:00 h. empecé a pedalear rumbo a la localidad de Tübingen. Es una de las poblaciones más bonitas e interesantes del Camino de Santiago denominado : “Der Jakobsweg von Rothenburg ob der Tauber bis Rottenburg am Neckar”. Esta preciosa ruta la dedico a todas las personas afectadas por la E.L.A. La E.L.A. Existe!!!...


Tübingen.
Como el tiempo es tan cambiante y duro en esas tierras alemanas siempre llevo la aplicación del tiempo en el smartphone actualizada. La web es alemana y suelen acertar con bastante exactitud.

Para esta mañana de domingo se esperaban subidas de temperaturas que llegarían hasta los 10º con nubes y claros pero, en cambio, se había declarado alerta amarilla por viento.

La ruta consistía en seguir el recorrido Off-Road del Neckartalradweg, recorrido cómodo y prácticamente plano a orillas del río Neckar.

La primera parada técnica del camino fue en Plochingen ( 8 km de Esslingen). 

Plochingen.
Tras hacer algunas fotos y beber agua aumenté el ritmo. En un tramo del camino un señor,que paseaba rodeado de pequeños perros me llamó la atención por ir demasiado rápido. Menudo exagerado!!!.

Con medias de 18-35 km/h (según había más o menos gente paseando por la ruta) llegué a la segunda localidad para hacer una nueva parada. Esta vez frente a la bonita Nürtingen.

Nürtingen.
Continué dándole caña a la bici hasta que el viento (el que tanto anunciaban) apareció sobre todo en zonas abiertas del recorrido. Había momentos que tumbaba literalmente mi bicicleta. Por suerte el fuerte viento no era gélido ni había nieve ni hielo en los caminos.

Largas llanuras al estilo de Castilla La Mancha (fuertes vientos incluidos).

Más adelante descubrí una de las escasas fuentes de agua de manantial que hay por estos caminos. No hay muchas que digamos a diferencia con Galicia ( España) por ejemplo. Había un cartel indicando que el agua salía a 12º y venia directa de un manantial situado a 20 metros bajo tierra.

Fuente de manantial del año 1958.
Seguí pedaleando con fuerza contra el viento sintiéndome aliviado en las zonas protegidas por la vegetación. Ahora la media era de 8-10 km/h.

Descubrí la tumba romana de Kirchentellinsfurt. Dicha tumba fue erigida en honor a unos ricos romanos en el siglo tercero antes de Cristo. 


En aquella época fue costumbre erigir estas tumbas a la vera de las vías romanas más transitadas. En este caso un camino bastante frecuentado que llevaba de Rottenburg a Köngen a través del valle del Neckar. Se trataba de la calzada romana Neckar-Alb-Aare. El Camino de Santiago actual recorre algunos tramos de esta calzada imperial,aunque apenas perduran algunos vestigios de sus losas.


Originalmente el monumento medía diez metros. Hoy en día la reproducción es mucho menos impresionante. Estaba coronada por un techo piramidal de tejas. Tan solo hay cuatro tumbas con estas características en Alemania. Alrededor de la tumba hay una estatua de un león,una esfinge y una Attiskopfes con gorro Frigio.No se encontró ninguna placa alusiva a los romanos enterrados en el lugar.


Proseguí camino atravesando más planicies con el vendaval de cara hasta llegar a Tübingen.

Lo primero que llamó mi atención en Tübingen fue una calle vagamente parecida a cierta calle de Santiago de Compostela (principio Rúa del Hórreo) cuando cruzas un semáforo frente al café-bar El Derby y entras en el casco antiguo.


Vi en esa calle un cartel de "prohibido bicicletas",asi que giré a la izquierda entre los coches y poco después subí a la acera de un puente desde donde suelen sacarse las fotos más famosas de esa localidad. En ese momento vi pasar veloz a un ciclista de carretera con maillot y culotte de verano con los 8º de temperatura que hacía este día...menudo campeón!!!

Tübingen desde el punto más fotografiado de la ciudad.
Tübingen es una pequeña ciudad universitaria. Hay más gente joven que vieja a diferencia de otras poblaciones alemanas y eso se nota al pasear entre la gente.

Candados del amor junto al río Neckar en Tübingen.
Anduve tranquilamente por el casco antiguo. Alguna calle que otra no permitía el tráfico de bicicletas. Durante el paseo por sus callejuelas y plazas sí me recordaba esta población a Santiago de Compostela,aunque la arquitectura nada que ver con la de la ciudad compostelana.
Eso si,no vi ni a un solo peregrino ni el típico e inigualable ambiente del camino!!!.

La Markplatz.
Ayuntamiento viejo.
Paseando por el casco antiguo.


San Jorge junto a la iglesia del mismo nombre. Dentro hay una imagen de Santiago.

Tras deleitar mi retina con los variados y bonitos edificios medievales de la urbe subí al castillo de Hohentübingen. Desde sus 372 metros domina toda la ciudad y parte del río Neckar.



Castillo de Hohentübingen.
Dentro del edificio está ubicado el Museo de la Universidad de Tübingen. Hay exposiciones de la prehistoria,la época romana y egipcia y al parecer la entrada es gratuita.


Puerta renacentista de entrada al recinto del castillo.
Vieiras amarillas.







Al principio pensé que no estaba permitido entrar en bici,pero todo lo contrario. Desde la puerta de acceso hay vieiras amarillas con fondo azul del Camino de Santiago. El Camino atraviesa el castillo de norte a sur. Las vieiras me llevaban por el amplio patio interior y luego me introducen en el oscuro y estrecho túnel que da acceso a la parte posterior del castillo.

Entrada al patio interior.


Junto a esa puerta una placa alusiva al descubrimiento del DNA.

Camino de Santiago que atraviesa el castillo.

Más vieiras del camino saliendo del castillo de Hohentübingen. Pegatina en la farola.
Las señales del Camino de Santiago me iban alejando de la milenaria construcción hasta introducirme en un pequeño bosque. Parte del recorrido señalizado coincide con el camino senderista de Ludwig Uhland, destacado poeta y abogado de principios del siglo XIX que estudió en la universidad de Tübingen.



Volví al castillo de Hohentübingen tras descansar de forma breve Eran las 14:30 de la tarde y ya llevaba dos horas en esta pequeña e interesante ciudad. Era el momento de volver hacia Esslingen antes que cayera el ocaso. Ahora lo tendría más fácil porque pillaría el viento a favor y además (aún siendo una ruta casi plana) hay más desnivel de bajada que a la ida.



La iglesia de San Jorge vista desde el castillo.
Tübingen. Arriba al  fondo la Universidad.
Si a Tübingen tardé en llegar casi cuatro horas la vuelta la hice en dos y media!!! Llegué a Esslingen a las 16:50 con luz diurna. En total me salieron 117 km.




La E.L.A. existe!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios