No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

30/1/15

Grinario: Fortaleza romana

El domingo fui pedaleando rumbo a Köngen para descubrir los restos arqueológicos de un importante punto estratégico y comercial de la antigua Germania. Se hallaba a los pies de la calzada romana extendida entre Mogontiacum (actual Mainz) y Augusta Vindelicorum (Ausburgo).

Aunque la mañana se presentaba bastante fría (-5º) no hacía viento ni se esperaban nevadas o lluvias. Ya había nevado sin parar toda la noche. En la mochila guardaba unos cubre-zapatillas de neopreno (por si acaso) además del cortavientos y los pantalones ligeros que suelo llevar siempre. El tiempo es muy cambiante en esta región de Baden-Württenberg (Stuttgart).


Fui pedaleando rápido por la ruta del NECKARTALRADWEG hasta la localidad de Altbach,en donde me desvié para probar un carril-bici que iba paralelo a una carretera nacional. Es curioso esto. La infraestructura de carriles-bici en Alemania es simplemente perfecta!!!


Gracias a los carriles-bici puedo llegar enseguida al inicio de mis rutas o volver rápido,aunque se hallen a 20 km de donde vivo. Todo está magníficamente comunicado y siempre a favor de los ciclistas,a diferencia con nuestra querida España. Si se quiere se puede.


La ruta de hoy partía de Köngen, a menos de 20 km de Esslingen y situado a 294 metros sobre el nivel del mar. Es uno de los pueblos ribereños del caudaloso río Neckar.

Ayuntamiento de Köngen.
De origen celta  y  posteriormente conquistada por los romanos,estos se instalaron en este trozo de tierra germana para defender el Limes ( frontera de las tierras conquistadas) en la línea del rio Neckar ,construyendo para ello un poblado fortificado.

Bienvenidos a Grinario!!!


Reconstrucción del torreón sur y parte de la muralla de Grinario. Columna de Júpiter.

Recordaréis que os descubrí un templo dedicado a unos ricos romanos a los pies de dicha calzada en la ruta del Neckartalradweg cerca de TÜBINGEN. Hay muchos restos de la antigua Roma en esta región.

Köngen posee un preciado tesoro de su lejano pasado en la historia y también de la mayor parte del sur de Alemania durante la ocupación romana. Se trata del Römer-Park (Parque Romano). Situado prácticamente a las afueras del actual pueblo nos da una visión interesante de aquellos tiempos.

Entré al solitario y nevado parque pedaleando. Había una máquina parada que anduvo despejando los caminos del lugar. Hice fotos de los paneles explicativos para posteriormente traducir los textos en casa ,aunque poco a poco voy entendiendo la lengua (por lo menos la escrita) sin necesitar tanto el traductor.



Columna gigante de Jüpiter.
El yacimiento de Römer-Park nos invita a descubrir en concreto los restos del recinto militar fortificado (85-90 d.C) que se hallaba en el lugar. Con esta de Grinario existían al menos dos fortificaciones más que controlaban la mencionada via romana. Los restos de una están en el barrio más antiguo de la actual Stuttgart,en Bad Canstatt,la otra la encontraríamos en la actual Rottenburg am Neckar ( población situada en el trazado del Camino de Santiago). La que nos ocupa estuvo habitada por una Cohorte de 500 soldados incluyendo caballería e infantería.


Pedalear o caminar por estos sitios cargados de historia (en especial época Celta o de la antigua Roma) es algo que me apasiona. En seguida mi imaginación me sumerge entre el bullicio de las calles y las gentes de aquellos tiempos ancestrales.

Entro pedaleando al parque (como si fuera un jinete ) por la antigua Porta Decumana (el recinto contaba con cuatro accesos) encontrándome de frente con los edificios de oficinas del cuartel romano. Según leo en uno de los paneles explicativos, banderas dedicadas a los dioses Jüpiter,Juno,Minerva y también al Emperador Tito Flavio Domiciano ondeaban entre los muros. A la derecha de las oficinas estaba la casa del Comandante. 

El emperador Domiciano era devoto de la diosa Minerva.
En ella encomendaba su protección.
Al fondo del recinto vi la reproducción de una gran columna coronada por una pequeña escultura del dios Júpiter y una reconstrucción sobre los antiguos cimientos originales (erigida en el año 1.911) de como fue el torreón sur y un trozo de la muralla en tiempos romanos. En principio el castillo y su muralla fue de madera pero luego lo reforzaron en piedra bajo el dominio del emperador Trajano entre los años 110 y 120 d.C.



Esta reconstrucción estaba junto a la puerta principal de la fortificación,la llamada  Porta Praetoria estaba orientada cara al río Neckar.

Las vistas desde lo alto de sus murallas,entre el centro comercial y las fábricas que se ven abajo, deja mucho que desear. Las vistas en aquella época debieran ser muy diferentes y bonitas sin estas feas y contaminantes construcciones modernas.

Comencé a sentir el helor del ambiente, así que me di prisa en ver las numerosas reproducciones de estatuas,miliarios y frisos que se hallaban diseminados por los jardines en la nieve.



El nombre de Grinario se conoce gracias al hallazgo de dos losas de piedra con el nombre grabado. Pertenecían al templo de Júpiter. El templo estaba al lado de la calzada romana próxima a Grinario e invitaba a los viajeros a echar unas monedas en su honor y en el del emperador constructor de la calzada. 

Esta población aparece en la copia medieval, TABULA PEUTINGERIANA ,del territorio conquistado con las calzadas y diversas conexiones que se diseminaban por las tierras germanas. Digamos que era la  "guía Michelin" de aquellos tiempos. Grinario fue,como muchas poblaciones, también parada y fonda y estación de cambio de caballos para viajeros y comerciantes.

Parada y fonda en Grinario.

Grinario perdió su posición estratégica en el siglo II d.C. cuando Antonino Pío llevó el Limes a la frontera natural que ofrecía el Rhin con el Danubio.



A finales del siglo XVIII se produjeron las primeras excavaciones en el lugar gracias a los agricultores que ,al remover las tierras de cultivo,hallaban trozos de viejas construcciones y vasijas ricamente adornadas. En los años 60 del siglo XX descubrieron una vasija con 500 monedas de plata del emperador.


El museo del Römer-Park ,a la entrada del parque,está cerrado por pausa invernal y no abre sus puertas hasta marzo. Una pena. Desde los cristales pude divisar parte de la exposición de las estatuas y objetos originales encontrados aquí. En un cartel leí que cada dos años se celebra un Festival Romano con luchas de Gladiadores y actuaciones de las Legiones Romanas.




Tras disfrutar un buen rato de este recinto arqueológico emprendo la ruta pedaleando fuerte para “entrar en calor”. No me puse el corta-vientos porque ahora me esperaban algunas cuestas para subir a los bosques de Sauhag y recorrer parte del llamado “Camino Arqueológico” o “Camino Arqueológico de Sauhag”.

Este árbol marca el límite natural de Köngen.
Mucho frio!!!
Bosques de Sauhag.


Estuve siguiendo las indicaciones y leyendo los paneles explicativos mientras subía por una pista forestal de monte. No encontré ningún resto arqueológico en los lugares marcados ,o por lo menos la nieve no dejaba ver gran cosa. En Galicia,por ejemplo,era normal encontrar grabados rupestres (petroglifos) y Dolmenes diseminados por los montes. Algo que,por cierto,me fascinaba. Aquí no es tan usual.




Enterramientos del Neolitico bajo la nieve en Neuhausen.

Maravillado por Grinario y algo decepcionado por el “Camino Arqueológico de Sauhag” bajé hasta Neuhausen para volver a Esslingen. En Neuhausen habían colgado una curiosa decoración carnavalesca por las calles, entre los edificios...



Volví muy rápido a Esslingen por carriles-bici (con una 29er...y casi toda la vuelta en llano... imaginad...).
DEsde uno de los carriles-bici vi el monasterio de Dendekndorf (Camino de Santiago).

Quería llegar a tiempo a casa para irnos de comilona al Hendlhause,a disfrutar de una abundante parrillada a buen precio (30 euros cuatro personas) con nuestros dos amigos españoles.

Entrando en el Hendlhouse. Mark Platz de Esslingen.
Estupendo  y magnífico colofón a una mañana de frio y  pedaleo por la historia de la Alemania más antigua!!!





2 comentarios:

  1. Muy interesante!! Historia + bici, buena combinación!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Susana,me alegro que te guste la combinación!!! ;)

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios