No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

23/1/15

El Camino de Santiago en Alemania V: Esslingen-Pliezhausen


El lunes fui de ruta por el Camino de Santiago (Jakobsweg) para seguir descubriendo nuevos tramos dirección Rottenburg...


Salí de Esslingen a eso de las 12:30 del medio día. La intención era llegar a TÜBINGEN por el Camino,pero saliendo a esas horas me resultaría imposible a no ser que rodara a toda velocidad sin hacer ninguna parada.



El Camino de Santiago parte de Esslingen desde la Markt Platz pasando por la Banhoff Strasse y llegando a la estación de trenes. Luego cruza por un puente sobre las vías y la autovía en Pliensavorstadt. Posteriormente recorre unos 700 metros del NECKARTALRADWEG. Si vamos a pie subiremos unas escaleras para cruzar un nuevo puente sobre la autovía,luego siguen las escaleras teniendo que ascender por la ladera de un monte...por más escaleras!!!.

Encontré un atajo paralelo que nos ahorra ese tramo a los ciclistas. Se trata de ir por un carril-bici a la vera de la autovía,luego nos desviamos por un camino solitario en ascenso conectando con el Camino de Santiago. Son dos kilómetros que se hacen rápidos.

Carril-bici paralelo a la autovía y al Camino de Santiago.
Llegué a Denkendorf en menos de media hora. Son 6 km de recorrido desde Esslingen. El Camino pasa por la puerta del monasterio de Denkendorf. Merece una visita el interior de su iglesia y cripta. Allí podremos sellar la Credencial del Peregrino. El primer dueño de la iglesia peregrinó a Jerusalén para orar ante el Santo Sepulcro en el año 1.128. Donó el coro de la iglesia a la Orden del Santo Sepulcro,a la cual perteneció el monasterio. En el interior de la cripta encontraremos una tumba abierta y vacía,esto fue hecho adrede para conmemorar la muerte y resurrección de Cristo en Jesuralén.

Monasterio de Denkendorf.


La Iglesia del monasterio.

Sello para la Credencial del Peregrino.
Dejando atrás Denkendorf me introduzco en un espeso bosque para ascender por pistas forestales.
El día es muy frio y de hecho encontré placas de hielo flotando en los numerosos charcos que se formaron tras las lluvias de los pasados días. Con las bajadas tuve mucha precaución.


El Camino de Santiago, tras dejar Denkendorf ,se adentra en los bosques de Sauhag. Como dato histórico os cuento que estos bosques fueron propiedad de los monjes del monasterio de Denkendorf desde el año 1.124. Posteriormente pasaron a manos de los Duques de Württemberg en 1.535.


Tumba de dos monjes del monasterio de Denkendorf.

Esta zona boscosa se halla situada entre las localidades de Neuhausen,Denkendorf ,Wolfschlungen y Köngen. El pueblo de Wolfschlungen (Wolf significa lobo) tiene como escudo de armas precisamente una herramienta para cazar lobos dibujada de forma esquemática.


Los bosques de Sauhag son ricos en hallazgos arqueológicos. Restos funerarios de los Celtas,una columna gigante dedicada al dios romano Júpiter,posibles restos de un altar al dios Mercurio,un trozo de calzada y el sótano de una villa. Todo ello lo encontramos en el “Sendero arqueológico de Sauhag” iniciando el recorrido en Neuhausen. El Camino de Santiago no discurre por ese sendero.


A pie del Camino de Santiago lo que si que podremos encontrar es el emplazamiento de una fortaleza romana llamada “Das Waldhäuser Schloss” (el Castillo del Bosque). La verdad es que poco queda de aquella época, poco más que unas escasas losas y piedras rectangulares bajo la densa vegetación y el musgo.


Tras pasar por la población de Hardt me introduzco en otro bosque. El lugar es precioso.

Piedras en el Camino de Santiago.

Cruzo el rio Aich por un puente de madera. Este lugar me recuerda a la "Senda de la Piedra y el  Agua" de  Pontevedra (Galicia).



Tras pasar junto a una granja de llamas, divisando  a lo lejos el CASTILLO DE HOHENNEUFFEN ,hice una parada técnica para comer unos sandwiches en lo alto del monte.


Comiendo frente a Neckartailfingen.


Después de comer descubrí lo que fue el refugio de un soldado alemán. Allí se mantuvo oculto Michel B. durante la invasión (tal como pone en la placa que hay junto a la construcción) de Alemania en 1.945 por los aliados.





Seguí camino llegando a una bifurcación que baja hasta la iglesia de Neckartailfingen  y luego vuelve a subir para unirse a la salida de este pueblo. 




En la iglesia podremos sellar la Credencial. En esta localidad el Camino se funde con la variante que viene de ENDERSBACH y baja desde la Schurwald (Selva Virgen).



Antiguo puente sobre el rio Hölbach.

Caminos "imposibles".
Seguí camino bajo una fina lluvia (el típico “cala-bobos”) y con mucho frio,lo cual no me importaba mucho.
Lo malo era el abundante y pegajoso barro que convertía algunos caminos en algo imposible de pedalear. La bici patinaba y se quedaba bloqueada en el barro.

LLanura convertida en un cenagal.
Como ya estaba a punto de anochecer y los caminos eran "piscinas" de denso barro,aplacé la investigación para otro día tras recorrer 34 kilómetros siguiendo las vieiras desde Esslingen.



Bajé a Pliezhausen para acercarme hasta el rio Neckar y así volver cómodamente a casa por el Neckartalradweg. Me había quedado al lado de Rübgarten,una pequeña localidad poseedora de una capilla con un interesante altar en madera: dos coloridas estatuas de la Virgen María y el apóstol Santiago portando una vieira en la mano.

Durante la vuelta tuve que quitar trozos grandes de pegajoso barro de los cambios,pedales y parte superior de la horquilla de suspensión. Aún así me hacía “cosas raras” el cambio trasero.

Así estaban algunos caminos!!!.

Para limpiar la bici en Alemania no he encontrado de momento ninguna gasolinera que tuviera algo parecido a una manguera. Tengo que recurrir siempre en estos casos a la típica máquina de lavado de coches (no el túnel de lavado se entiende). Hay que tener cuidado con la presión y “jugar” un poco para no dañar las “partes sensibles” de la bicicleta.

Por cierto,aunque llovia bastante y hacía mucho frio, he de decir que la ropa técnica junto al chubasquero hicieron que llegara a casa en perfectas condiciones. Eso si,no parando mucho tiempo en un sitio porque si no me congelaba!!!. Llegué a Esslingen de noche.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentarios