No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

7/6/14

Desde la cumbre del monte Xiabre

El domingo pasado ascendí hasta la cima del monte Xiabre,eterno vigilante de la ría de Arousa y el Xacobeo río Ulla.
El día anterior me acosté sobre las 3:00 de la madrugada por culpa de un considerable empacho,ya que por la tarde acudimos en familia a la boda de una amiga. No se puede cenar tanto...

La mañana del domingo,a eso de las 10:00 de la mañana salí rumbo a Caldas de Reis por el Camino de Santiago.

A medio camino,en la corredoira de Barro antes de llegar a San Amaro, me encontré a un peregrino alemán caminando con una prótesis que suplía a su pierna izquierda.

Estuve pedaleando despacio tras él observando que prácticamente su andar era tan normal como el de una persona con dos piernas. Llevaba muy buen ritmo y eso que portaba una mochila de considerable tamaño. Lo acompañaba una mujer.

Una vez más el Camino con esto me demuestra que solamente hay que proponerse a uno mismo algo para poder conseguirlo. No importan las dificultades.

Casi llegando a Caldas de Reis tuve otro encuentro,esta vez se trataba de una peregrina nórdica,tal vez de Holanda,caminando despacio.Se la veía muy agotada y cojeando seguramente porque ltenía ampollas en sus pies.

Al pasar junto a ella le deseé Buen Camino y ella me respondíó con una sonrisa. Me di cuenta que la sonrisa era de felicidad,aún con dolor y cansancio ella estaba disfrutando del Camino.Lo vi también en su mirada.

Pocas veces encuentro a peregrinos con esa actitud frente a la adversidad del Camino. Muchos suelen mirarte mal por pasar en bici o simplemente el cansancio y las ampollas los hace caminar como robots. A otros los veo caminar como enfadados,como diciendo una vez y ya no más.

En fin,también son suposiciones mías pero lo que es verdad es que aquella peregrina de la sonrisa feliz no está simplemente caminando,está sintiendo la esencia y el espíritu del Camino pese a las dificultades.

Desde Caldas de Reis empecé a subir primero por solitario asfalto y luego por caminos pasando por un puente sobre la autopista.

Luego fui alejándome de la civilización por bellos caminos de monte.



En un camino me encontré a un señor que bajaba andando. Me dijo en gallego que si iba hasta las antenas luego me dio ánimos porque habían muchas cuestas.


Más adelante decidí "investigar" un camino diferente para subir y la verdad (quitando un pequeño tramo de "empujar") me gustó bastante la variación del recorrido habitual.

Tramo corto en el que tuve que empujar la bici.

Enseguida,bueno no tan rápido,llegué a los eólicos incorporándome a unas anchísimas pistas forestales en muy  buen estado. Pero aún quedaba lo peor para llegar hasta las antenas de este monte Xiabre.


Me quedaba bajar por un camino que acababa en asfalto y luego empezar la subida más fuerte hasta las antenas. Tres kilómetros con muchísima pendiente hasta coronar la cima. Eso sí,recomiendo la subida pero en un día claro y muy despejado para saborear las vistas mientras se asciende.


La ría de Arousa.
El Xacobeo río Ulla desembocando en la ría de Arousa.
A mitad camino,aún quedaban unos dos kilómetros,pasó junto a mi otro compañero con bici de montaña.
Me saludó casi sin aliento del esfuerzo pero me adelantó de tal forma que en poco tiempo ya se le veía pequeñito a lo lejos. Yo seguí a mi ritmo (5 km/h.) ascendiendo concentrado. Es la tercera vez que subo a esta cima del Xiabre. Esta vez la conseguí subir entera con el plato mediano...¡todo un logro!!!.
Llegando a la cima bajó veloz el compañero de antes saludándome esta vez con voz descansada.

¡Victoria!!! Yupiii!!!
Genial el día tan despejado que tuve o más bien elegí. Las vistas increíbles!!!

Descansando y tomando fuerzas frente a la localidad de Vilanova de Arousa.
Desde esta cima del monte Xiabre,el punto más alto,se ve tanta historia y lugares del Camino de Santiago....


Catoira a la vera del río Ulla.
Desembocadura del río Ulla,el río de la leyenda sobre la Translatio del apóstol Santiago por sus discípulos.

Bajé del monte feliz parando un momento a ver una bonita manada de caballos semi-salvajes con sus potrillos correteando felices.


Luego continué descendiendo veloz y con precaución hasta tomar una carretera que me llevaría en descenso hasta Caldas de Reis. Volví hacia Pontevedra por el Camino de Santiago.

FICHA:
Distancia: 80 km.
Tiempo: 4 horas,35 minutos.
Velocidad media: 16 km/h.
Velocidad máxima: 40 km/h.
Consumo líquidos: 2 litros agua.
Consumo sólidos: 3 barritas cereales,1 plátano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentarios