No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

3/4/14

Corazón peregrino: En busca de un sueño

Nuevo texto de Ivy Silva con el cual conoceréis un poco más a su autora.


En busca de un sueño

Por: Ivy Silva.
Ya no me hacía falta preguntar si yo era feliz o no, la respuesta era muy sencilla: No, yo no era feliz y creía que algunas personas no venían al mundo acompañadas de este sentimiento, yo sin lugar a dudas, era una de esas personas.

Acostumbrada a estudiar y trabajar desde los 14 años de edad, casi no tenía tiempo para la diversión y las salidas con los amigos. Me gustaba leer, siempre me ha gustado leer libros, periódicos, artículos que hablaban de la Edad Media.

Algunos profesores que he tenido pensaban que yo me dedicaría a la Arqueología o  Historia y se quedaron frustrados cuando ingresé en la Facultad de Relaciones Públicas; cosas de la vida, cosas que el Universo hace  que los cruces del camino algunas veces parezcan absurdos. Ya tenía señales de que en la vida todo puede cambiar de un momento a otro.

Creer en las personas, decepcionarme y ser  engañada.  Creer en las personas y por creer en ellas tener que pasar por el umbral de la vida, siendo vampirizada por elementos que parecían fuertes pero que en verdad, eran alimentados por mí misma, en un eterno dar sin recibir;  en un “Mantra” continuo donde yo era llamada casi siempre de incapaz…  Era como una rueda de la vida que giraba sin sentido alguno, aflojando mi alma y desgastando mi eje; un baile sin música, un alma sin color, una vida sin sentido…

La llamada del Camino ha venido como un trueno una mañana en que me dirigía al trabajo, donde una mesa llena de proyectos me esperaba para crear algo nuevo e innovador, “para los otros” como siempre.

La llamada del Camino me sacudió desde dentro y yo, asustada y aturdida “escuché” nada más que eso: “Camino de Santiago”.

Esas palabras, por más absurdo que pueda parecer, sonaron dentro de mi cabeza y aquella mañana gris fue invadida por un brillo cegador, un sentimiento inquietante que me hizo buscar más y más informaciones sobre el recorrido jacobeo.  Unas palabras que me quitaron de lo cotidiano, de la rutina, del marasmo en que yo vivía entre casa y trabajo. 

Leía todo cuanto encontraba que se refería al Camino y me animaba a cada día. Sabía que no sería fácil, ¡pero para nada me parecía imposible!  Con el ánimo renovado trabajaba en busca de un objetivo, un deseo, un sueño que pedía, que gritaba dentro de mi corazón; tenía que escuchar, tenía que obedecer, era algo nuevo y abrumador:  Era la llamada del Camino de Santiago…

Meses de preparo, ánimo por los cielos, sonrisas que invadían mi rostro por cualquier razón, adrenalina, ganas de caminar, de conocer, de sentir. No contaba los días: ellos pasaban rápidamente y dejaban atrás una cascara grisácea y sin vida.

El capullo estaba roto: Una mariposa salía volando; volando alto, volando con prisa, deseaba cruzar el cielo y sobrevolar  el Océano Atlántico. Miraba el horizonte y se sentía libre, llevando con ella nada más que los colores de sus alas  y sus ganas de ir más adelante. Yo, “mariposa libre y feliz” iba en busca de algo nuevo, algo que mi corazón me ha contado, algo que yo no sabía lo que era pero estaba segura de que me transformaría en alguien mejor…

Cambiando mis “alas” por mis botas, inicié mi Camino, despacio… Y llena de esperanza miré al cielo: Respirando el aire fresco de una nueva mañana, que me llevaría hasta mi nueva vida…


Ivy Silva



3 comentarios:

  1. Yo no lloro, lloran mis ojos:-) :-) ères fantasticaaaa

    ResponderEliminar
  2. :_ Ufff!!! ¡Emocionante, sentido, hermoso.. sin palabras!
    Me ha recordado mucho a mi propia experiencia antes del Camino y a lo que nos contaba el peregrino Darvy Scott, de Oregón: “Haciendo el Camino encontré una paz interior, que sale hacia fuera, y te das cuenta de que estás completamente de acuerdo con lo que estás haciendo...”
    http://bit.ly/LB9Rsx
    Muchas gracias por compartirlo con todos nosotros, Ivy.
    Abrazos peregrinos.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena Ivy, Lo que escribes es sencilla y muy cierto.

    Pensamiento.
    ....
    "BIENAVENTURADO LOS PEREGRINOS DE OJOS BRILHANTES QUE AL ANDAR CREEN VOLAR"

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios