No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

24/2/14

Por fin en bici!!!

Aproveché una tregua que el mal tiempo nos está ofreciendo desde hace dos meses para salir a rutear.
Últimamente un simple rayo de sol o un trozo de cielo azul se convierte en algo casi milagroso. La gente está hasta las narices del mal tiempo. Y yo estoy hasta las narices de eso y de otras cosas también.

El sábado por la tarde salí en bici de mal humor por una conversación que tuve hacía un rato con mi hermano por teléfono. Salí desde Pontevedra por el Camino de Santiago Portugués para ascender al Sendero de Pedra Miranda. A mitad camino me llamó mi mujer y ya me tranquilicé.

Más adelante pasó casi rozándome un coche que encima hizo rugir el motor al tomar velocidad a mi lado. Creo que por milímetros no me tocó el brazo izquierdo. Seguro fue un imbécil que acababa de salir de algún bar. Ojalá lo multen algún día y le quiten el carnet por estúpido.

Cargué mi mochila de hidratación  de agua en conocida por muchos peregrinos fuente de Figueirido,en pleno Camino de Santiago Portugués.


Luego me desvié de la ruta Xacobea, no lejos,para subir hasta un tramo del Sendero de Pedra Miranda.

El camino de subida es muy empinado al principio y se halla roto,con lo cual empujé la bici un pequeño tramo. 

Luego el camino mejora y puedo seguir pedaleando sin problemas.



Una vez arriba las vistas son muy buenas. Puedo observar las Salinas de Ulló.


No hice el sendero al completo,solamente un diminuto tramo hasta el mirador que allí se halla.
Se trata de un lugar frecuentado por mi cuando no dispongo de mucho tiempo de hacer muchos kilómetros o quiero relajarme tranquilo mirando el paisaje en un lugar cercano.


El sendero es estrecho y muy empinado. Al final toca empujar la bici unos 50 metros.

Hacia el mirador.
Al fondo Pontesampaio.
Desde lo alto destaco entre otras localidades la Xacobea e histórica Pontesampaio a mi izquierda y a la derecha las Salinas de Ulló. También observo la isla de San Simón.


Saqué la camiseta de La E.L.A. EXISTE para darle publicidad a esta desconocida enfermedad y aportar mi granito de arena en su investigación: http://agaela.es/

La E.L.A. existe!!!
Mientras comía un bocadillo disfruté del paisaje con algo de frío. Me resguardé tras una roca.

Detalle de las Salinas de Ulló.

Observé el camino a seguir con unos prismáticos para pedalear luego por las salinas y subir al lago Castiñeiras. Tenía ganas de subir cuestas aunque sin complicarme mucho en cuanto al terreno.

Las Salinas de Ulló.
Había gente paseando por las inmediaciones aprovechando la buena tarde que hacía. Sin pararme mucho seguí camino  pasando por un bello peto de ánimas en la localidad de O Toural (Vilaboa).


Luego pasé por encima de la autopista y me equivoqué de camino yendo hacia Postemirón. No lejos de esa localidad fui perseguido si piedad por varios perros ladradores. Suerte que eran pequeños.

Curiosa forma de hacer publicidad.
Volví marcha atrás pasando de nuevo por el cartel de Postemirón pero dirección contraria a esta localidad continuando en ascenso. Al fin di con el camino correcto siguiendo esta vez unas indicaciones de BTT  (bicicleta todo terreno) por solitario y estrecho asfalto.


El camino era todo se ascenso sin apenas tregua con alguna rampa dura pero sin complicaciones. Todo asfalto. En un tramo me aparté a un lado porque bajó un coche despacito.

Llegué al lago Castiñeiras. Había bastante gente paseando pero ningún ciclista.


El lago a rebosar de agua.

En vez de bajar hacia Pontevedra decidí descender hacia la localidad marinera de Marín.

Al fondo el puerto de Marín.
De nuevo por solitario asfalto fui descendiendo rápidamente sin coches. Crucé la bulliciosa Marín atestada de coches para ir a Pontevedra por la comarcal que lleva a Mollabao a la entrada de Pontevedra. El sol ya se iba poniendo y aunque aún no era de noche encendí las luces por si acaso.

Un poco antes de entrar a la ciudad,en plena carretera, pasó un coche cerca de mi y cuatro gilipollas me gritaron a la vez para asustarme. ¡¡¡ efectivamente por muy poco casi me caí de la bicicleta del susto!!!. A la velocidad que iba (30 km/h) me hubiera hecho bastante daño. El coche avanzó delante de mi con cuatro jóvenes pasajeros riendo a carcajadas.

Más adelante tuvieron que parar en su semáforo y pude alcanzarlos situándome a su lado aunque sin parar.Quería ver sus caras y mirarles a los ojos. Me devolvieron miradas burlonas.Tuve que contenerme mucho para no golpear el coche y decirles algo.

Más adelante volvieron a parar en otro semáforo pero ya pasé de ellos. Total si me enfado igual hasta hubiera bajado alguno a agredirme y no quiero rebajarme a su altura.

Bueno,algún día ellos tendrán un buen problema. No saben que podrían haber provocado un accidente grave con su gracia y por mucho que les explique que eso no se hace sus cabezas huecas no hubieran entendido nada.  Lo mejor en estos casos es mantener la calma e ir hacia delante.

FICHA:
Distancia total: 38,550 km.
Velocidad media: 15 km/h.
Velocidad máxima: 45 km/h.
Tiempo (ida+vuelta): 2 horas 36 minutos.
Consumo líquidos: 1,5 litros agua.
Consumo sólidos: 1 bocadillo jamón york.



3 comentarios:

Agradezco tus comentarios