No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

9/12/13

Probando una trike de la Familia Supertramp

El sábado quedé con Oscar para probar una de sus dos trikes.
A Oscar ya lo había visto bastantes veces pasar veloz por las calles de Pontevedra con su trike.

La primera vez me quedé un poco asombrado y curioso por la máquina en cuestión. Una bicicleta reclinada de tres ruedas... - ¿Y eso qué tal irá? ¿subirá bien las cuestas? ¿será realmente cómoda? - me preguntaba a mi mismo siempre que lo veía.

(Vídeo al final del post).

Le llevé unos mapas del Camino de Santiago de Levante porque le interesaría recorrerlo en familia desde Pontevedra hasta Valencia.

La trike que me disponía a probar esa mañana de sábado era la de Oscar, de color negro y bautizada como Bucéfalo. Oscar,Susana y su hija pequeña forman la denominada por ellos mismos Familia Supertramp.

Son bastante conocidos en el mundillo de las trikes desde que se aventuraron a recorrer en familia (contando su hija en aquel entonces tan solo 20 meses) Amsterdam-Paris pedaleando.

Antes de encaminarnos di una vuelta por la ancha acera que hay frente a su casa, para ir familiarizándome con las marchas y el manejo de la máquina.

Al principió me costó un poco, pero la verdad es que es como una bici normal salvo por la postura de pedaleo y el manillar.

Salimos de Pontevedra por pistas fáciles y alguna pequeña cuesta.


El manejo es sencillo,con la mano izquierda cambias los platos con un giro de muñeca y con la derecha bajas y subes piñones de la misma manera. Los frenos son suaves y efectivos.

La primera sensación el empezar a pedalear es de absoluta comodidad en general gracias a la postura reclinada. También parece que ejerzas más fuerza al pedaleo.

Los pedales llevaban mecanismo para acoplar zapatillas con calas y así evitar que el pie resbale. Me advirtió Oscar que a un amigo suyo,probando la trike, se le resbaló un pie del pedal y acabó haciendo tijera dándose un buen golpe contra el suelo.

- Dios!!-pensé-espero no me pase a mí y estropearle sin querer la trike al amigo!!!.

También hay que tener en cuenta bajando a toda velocidad no hacer un giro brusco si no vuelca. Con suavidad y reduciendo velocidad en las curvas. Esto por ejemplo ya es más difícil que pase con la trike que llevaba Oscar,ya que es curioso de ver como se inclinan las ruedas cuando gira a un lado.

Para los que quieran hacerse con una máquina de estas,una  trike  ronda los 2.000 euros y si la vas tuneando puede ascender a los 6.000 fácilmente.

Hay de todo en el mercado de las trikes para ese propósito según me contó Oscar.

Durante la ruta aprendí muchas cosas de este maravilloso y desconocido mundillo de las trikes.

Estuvimos descansando un poco en un bar tomando unos refrescos y charlando del tema.

Con Oscar "Familia Supertramp".
Luego fuimos a las Salinas de Ulló (Vilaboa).


El día era muy frío pero magnífico para pedalear.

En las Salinas de Ulló hay un muro-puente por el cual cruzas por medio del agua hasta la otra parte en la cual hay un sendero.

Carece de barandilla,el suelo es empedrado  y forma un camino que no ocupa mucho más del ancho de la trike. Oscar me dijo de pasar por allí al otro lado. Cierto que me entraron dudas por si atinaba mal con la trike ,por ser novato en su manejo, y me iba al agua con ella.

Muro de contención de las antiguas Salinas.

Empecé a pedalear tras él mirando al frente concentrado,pero a mitad trayecto ya me sentí cómodo y hasta saqué la cámara de fotos,manejando la trike con una mano, para hacer un vídeo.


El suelo era empedrado,pero las trikes tienen un sistema de suspensión basado en un simple tapón de caucho como amortiguador ,con lo cual apenas se notaban los baches pese a su simpleza.


Volvimos  Pontevedra por el camino de Santiago Portugués. Las cuestas se pueden subir perfectamente pero cuidado de no tirar de las palancas de dirección hacia atrás. Cuesta arriba hay que empujar la espalda hacia atrás y así hacer fuerza en las piernas. Es diferente pero efectivo.


La verdad es que me he "enamorado" de la trike. Me dan ganas de cargarla con alforjas y salir a recorrer el mundo. El que tenga sus dudas que primero pruebe una y  luego saque conclusiones. Las mías han sido totalmente satisfactorias.

Por cierto,la Familia Supertramp ha sacado un libro de sus aventuras que pronto verá la luz. Estoy invitado a la presentación.

Y ahí no queda la cosa porque están embarcados en un nuevo proyecto,esta vez recorrerán toda Europa con sus trikes contando con un nuevo miembro en su familia y es que Susana está embarazada de 8 meses!!!.





2 comentarios:

  1. La verdad es que parece cómoda, hasta dan ganas de echarse una siesta encima.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pues se le puede poner reposa-cabezas inclusive y si vas de viaje apoyas la cabeza en las alforjas. Si vas despacio con el solecito de frente la verdad es que entra sueño.

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios