No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

9/11/13

Protagonistas del Camino II : Jaime y Lupita

Colombiana y español,viven en Cervelló (Barcelona).




Jaime,Lupita ¿cuantos caminos habéis hecho juntos?

Pues hemos hecho 2 caminos, el Francés en el 2009 y el del norte en el 2011.


¿Qué os empujó a hacer el camino de Santiago?

Jaime : Pues si te soy sincero, no me acuerdo muy bien, imagino que veríamos algo o oiríamos algo que nos llamó la atención, y fué el detonante para proponerlo.
Lupita : Al oír la propuesta de Jaime de hacer el Camino de Santiago, algo que había oído pero no sabía bien de que trataba y del cual Jaime me puso al día rápidamente, me pareció un viaje de aventuras en bici que no había hecho nunca y además un reto lograrlo. Obviamente lo que más me empujó a tomar la decisión era que sería un viaje con él, en pareja.



Vuestro peor momento en ruta:

Jaime : Personalmente no tuve ningún momento especialmente malo en ninguno de ellos, o probablemente no me acuerde.

Lupita : En el camino francés y siendo el tercer día de pedaleo, con etapas llevaderas de 100km y 90km, ese día tocaba Cruz de Hierro donde dejaría las 3 piedras que llevábamos. El camino solo subía. Pensaba que cuando llegara a la cima, ya vería la “luz”, pero noooo, otra cuesta y así toooooda la mañana. Lo peor era cuando me detenía, llorando de la impotencia al pié de la cuesta y pensando que mejor me devolvía pero no atinaba a precisar a dónde debía volver y pasaban otros bicigrinos, muy ligeros y frescos, pedaleando estilo baywatch y me decían: ánimo, que ya queda menos. Quería morderme el codo de la rabia/ira pero fue esa rabia la que me hizo subirme de nuevo en la bici, vencer ese momento de duda de abandonarlo todo y llegar finalmente a la Cruz de Hierro donde me esperaba mi esposo.

 

¿Porqué en bicicleta y no a pie?

Jaime : Bueno, en mi caso ya llevaba algunos años montando en BTT. Creo que fue la primera opción nada más proponerlo, sin dudarlo.

Lupita : Sin tener el entrenamiento de Jaime, me parecía mucho más fácil en bici que a pié. Además él disfruta mucho en la bici y a mí me gusta verle feliz y compartir esa afición.

 

La entrada a la plaza del Obradoiro por primera vez 
¿Qué sentisteis en ese momento?

Jaime : Jeje, pues una mezcla de cabreo y satisfacción. Cabreo porque nos perdimos para entrar en la plaza, y llegamos desde atrás, por las escaleras (en el segundo camino nos dimos cuenta que esa era la entrada correcta, jeje). El resto imagino que será muy parecido al resto de gente, un sentimiento de orgullo y satisfacción, porque “he podido”. Te sientes como un superheroe, importante e invencible. Especialmente me sentí muy orgulloso de mi esposa, porque ella estaba mucho más floja en bici que yo.

Lupita : La entrada a Santiago me parece infame. La entrada del infierno por detrás del aeropuerto. No sé porqué pero llegar a Santiago (ciudad) saca lo peor de mí (a lo mejor es porque estoy cerca del final, no lo sé), pero me da esa mala uva, hace que llegue furiosa a Obradoiro. Me siento perdida antes de llegar. Eso sí, una vez en la Plaza, me siento satisfecha y orgullosísima, plena. Capaz de lograr cualquier cosa en la vida, lo que sea. La satisfacción es enorme y profunda. Indescriptible.

 

¿Alguna anécdota divertida muy a destacar de vuestros caminos?

Jaime y Lupita :
Pues mira, nada más salir hacia el camino del norte (alquilamos una furgoneta pequeña), pasamos por una gasolinera a repostar, yo veía el depósito vacío. Le pido 50 euros a la chica, voy para el surtidor, le doy caña y...”mierda” todo por fuera, estaba lleno, llenísimo !!, jaja, interpreté mal la aguja.
Al tercer día, y después de dos días con un sol y calor agobiantes, y de quemarnos todo el cuerpo, decidimos ponernos protector solar antes de vestirnos. Pues amaneció nublado, y ese día acabó lloviendo.
En este mismo camino también, íbamos por una carreterita idílica rodeada de arboles a ambos lados, y allí delante, estaba la guardia civil. Al llegar a su altura nos pararon, y le echaron una reprimenda a Lupita por llevar los cascos puestos, jeje.
Otra cuanto menos curiosa, fue la misa con Laudes del monasterio de Sobrado a las 7:3 0 de la mañana.



¿Cómo fue la experiencia en los albergues siendo bicigrinos?

Jaime y Lupita : Bueno, como pareja decidimos usar más los hostales/pensiones. Usamos ambos tipos de hospedaje. En el caso de hostales todos correctos y a un precio razonable, y en el caso de albergues, tampoco tenemos ninguna queja, pero claro, no es lo mismo, intimidad 0. Prefiero un baño para mi solo, el resto me da igual. En Sarría coincidimos 8 bicigrinos en una habitación, fue divertido.



¿Qué motivos negativos cambiaríais del camino?

Jaime : Pregunta delicada, jeje. Lo primero, adaptar la señalización de las ciudades a la bicicleta, ya que hay muchas calles que van en contradirección del tráfico.

Lupita : sin querer ofender a los puristas, yo “arreglaría todo el camino” estilo vía verde, con surtidores de agua cada “x” kilómetros.
Difiero con los puristas sobre la conservación del camino tal cual el apóstol lo recorrió y a mi favor diré que por algo él es apóstol y santo. Los demás mortales, podríamos tener un mínimo de confort (y solo hablo de arreglar el camino), ya que el cansancio, el esfuerzo y el “coco” lo ponemos igual cuando hacemos el Camino.



¿ Cuál es el sentido de vuestro bicigrinaje?

Jaime : En mi caso fue una pura aventura.

Lupita : El compartir con mi esposo su afición y descubrir con ello lo mucho que disfruto de mi religión. Soy católica, apostólica y procuro, practicante.



¿ Cuales fueron los platos que más disfrutasteis en ruta y dónde los comísteis?.

Jaime :Ummm, algo que me gustó mucho, fue el pulpo que nos comimos en un hostal de Cacabelos, donde pasamos la noche, se llamaba “Hostal Pulperia La Gallega”, de vicio.

Lupita : El pedazo de cena a base de carne que nos pegamos en un restaurante de marisco, jeje, en Finisterre, en el restaurante O'Centollo.
Ambos restaurantes dignos de mención, por lo bien que comimos.



Muchas gracias....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios