No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

24/10/13

Presentación camiseta E.L.A.

Ayer por la tarde tuve una inesperada salida en bici tras casi dos semanas de intensas lluvias.
Guardé en la mochila de hidratación entre otras cosas una emotiva y solidaria camiseta.

Fue un regalo de mi nuevo amigo Víctor.

Fui hacia los molinos y cascadas del río  Barosa pedaleando por el camino de Santiago portugués.

La tarde pintaba más o menos bien,aunque se esperaban algunas precipitaciones según pasaran las horas.

Sin embargo nada más cruzar el casco viejo empezó a llover de forma moderada. Estuve a cubierto del chaparrón bajo el medio techado que ofrece el puente de Las Corrientes.


Estrecho carril-bici de un único sentido en el puente de Las Corrientes.


Por suerte fue breve y no me fastidió más. Tras más de diez días sin pedalear las ganas eran enormes.





La naturaleza estaba empapada y llena de vida. Disfruté como un enano. Sobre todo pasando por encima de charcos y pequeños regatos de agua desbordada.



Riachuelo en el camino de Santiago Portugués.




Me acerqué hasta el albergue de peregrinos de Portela (Barro). Allí entregué algunos folletos publicitarios de mi trabajo. Lo que veis en este blog. Una forma de darme a conocer a la antigua.
Tal vez tenga éxito,tal vez no.



Mesón Don Pulpo.



Al hospitalero del albergue le expliqué de que iba la cosa. Aceptó la publicidad sin problemas. Espero no las tire a la basura. Le di una pocas.

Albergue de peregrinos A Portela (Barro,Pontevedra).

Luego seguí camino hasta los molinos de Barosa. A escasos metros del camino de Santiago.
Un lugar idílico. Bueno para hacer un pequeño descanso en el camino.




Otro chaparrón,con lo cual me refugié unos minutos bajo el techo de un viejo molino recientemente restaurado.





Tras tantas lluvias ( y sigue ) el agua baja de forma atronadora por las cascadas.

Este lugar lo consideré el marco idóneo  para presentar la camiseta que me regaló  mi amigo Víctor.

Muchos no entenderéis de que va la cosa. Tampoco tenía ni idea hasta que conocí a Víctor y su mujer.
Sin la menor duda son una pareja luchadora y digna de admiración . Pronto os explicaré que es todo esto.


La E.L.A. existe!!

El sol empezaba a bajar con rapidez. Tocaba volver a casa. Los días recortan.




La vuelta fue más rápida. Llegué a Pontevedra con las últimas luces del día. La hora azul.



Puente de Las Corrientes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios