No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

27/8/13

Record de 200 km en bici de montaña. Feria medieval de Vilanova da Cerveira.

Pues si,el sábado pasado sin comerlo ni beberlo me superé a mi mismo
rozando la friolera cifra de los 200 km en bicicleta todo terreno. Exactamente recorrí 198,20 km en un día.

Empecé la ruta en Pontevedra saliendo de la ciudad  a eso de las 9:30 por el camino de Santiago dirección opuesta a la urbe compostelana. Mi idea era "pasear por la Ecopista (así llaman los portugueses a las vias verdes) que va de Monçao a Valença do Minho y viceversa . Una Ecopista  a orillas del río Miño la cual recorrí hace tiempo.

A pocos kilómetros de Pontevedra llené mi mochila Camelback hasta los topes ( 3 litros de agua fresca ).





Por el camino de Santiago saludé y fui saludado por numerosísimos peregrinos de a pie. Se me cansó la boca de tanto saludo.


Pontesampaio.

De Pontesampaio a Redondela fui por carretera nacional.


El puente de Rande y la isla de San Simón en la ría de Vigo.





En Redondela había mercadillo. Me llamó la atención este bonito graffiti bajo el puente del tren.





Retomé el camino de Santiago siguiendo las flechas en sentido contrario.


Orbenlle (O Porriño).

Puente medieval de Orbenlle.



Puente de San Telmo o también llamado de las Fiebres. Camino de Santiago portugués (Tui ).

En Tui celebraban la anual Feria de caballos. Vi numerosos y  bellos ejemplares,incluso algunas carrozas pasaron delante de mi. No se porqué no les hice foto.


Monumento al caballo salvaje.

Cuando salí de Tui me encontré la desagradable sorpresa de que el puente internacional sobre el Miño estaba en obras con andamios. Los coches pasaban muy lentos por medio de un semáforo que se hacía eterno. Pero para ir en bici no hay problema. Las aceras a cada lado del puente siguen en su sitio.


La portuguesa Valença do Minho desde el puente internacional.

Nada más cruzar a Portugal ( mira que resulta fácil cruzar la frontera,no como antaño ) giré a mano derecha tomando un (¿nuevo?) carril-bici que va bordeando la antigua fortaleza amurallada.


Valença do Minho.

Decidí cambiar de opinión. En principio quería hacer la Ecopista de 12 km que va a Monçao. Ahora seguí el carril-bici a ver hasta donde llegaba.




Vi algunos postes e indicaciones de un sendero de gran recorrido en pleno carril-bici. (GR ).



Esperando  a los novios.

El carril-bici terminó en un paseo a orillas del refrescante  rio Miño,frontera natural con España.




Seguí las indicaciones del sendero GR cruzando un empedrado y bien conservado puente medieval.




En alguna ocasión en GR se juntaba con flechas del Camino de Santiago de la Costa que viene desde Caminha dirección Tui y viceversa.




Por el camino seguí también muchas señales en forma de círculo rojo.




Luego quise seguir lo más paralelo al rio posible desviándome un poco a veces. No llevaba el GPS.


Sendero y embarcadero al margen del rio MIño.

Pasé por la localidad de San Pedro da Torre. Ahora la idea era llegar a Caminha para coger un Ferry hasta la española A Guarda y subir hacia Vigo por la costa.


Iglesia de San Pedro da torre.




Continué ahora por una carretera con apenas desnivel. Por suerte el arcén era muy ancho. Tan ancho que cabría un coche aparcado y aún así sobraría espacio por los lados.

Me sentí seguro ( aún con tráfico ) y pedaleando a buen ritmo llegué  hasta la bonita Vilanova da Cerveira.

Para mi sorpresa la localidad se hallaba en fiestas. Celebraban una  Feria Medieval.


Vilanova da Cerveira .

Me sumergí en la feria disfrutando del ambiente,de los variados puestos de artesanía y manjares,de los olores a sabrosa comida a la brasa,etc...¡Qué hambre me entró!!.





Añadiendo carbón al fuego.

¿Quién quiere una HOSTIA?-








Entrada al recinto amurallado medieval de Vilanova de Cerveira.

Un cristo protege la entrada.



Obra de Henrique Silva.




El mercado medieval junto al caudaloso río Miño vistos desde las murallas del castillo.






Continué camino rumbo a Caminha. Me desvié de la carretera de ancho arcén cuando vi una indicación de  la Ecopista "Caminho do río",situada al margen del Miño.





Rodé unos minutos por la Ecopista pero como justo enlacé en su tramo final tuve que volver a la carretera llegando a Seixas algunos kilómetros después. El pueblo celebraba otro mercado medieval esta vez a menor escala.

Seixas.


Continué por la carretera de antes veloz hasta Caminha. La intención era coger el Ferry para cruzar a España.

Había gente y muchos coches esperando en el pequeño embarcadero. Incluso un puñado de motoristas.
En la taquilla todos hablaban portugués. Supongo que me entenderían al hablarles en español. Los moteros hablaban en portugués tan rápido que no entendía nada. Tenían el típico aspecto de duros,incluídas las chicas.

Tuve suerte,mejor dicho muchísima suerte porque un cartel  indicaba que este 24 de agosto solamente había servicio para el Ferry de las 15:00 (hora portuguesa). 

¡¡¡Ufffff!!! me acababa de ahorrar 27 km de vuelta hacia Valença do Minho por la orilla del Miño. Eran las 14:45 así que llegué muy a tiempo.

El billete con bici incluida me costó 1 euro!!!. Embarqué tras los coches que iban subiendo lentamente al Ferry.



Dejando atrás Caminha rumbo a España. Mi bici aparcada a la izquierda.



La verdad es que el viaje fue muy rápido y agradable. Apenas se notaba el vaivén del barco en el agua.




Es la primera vez que cruzo un rio en barco y más siendo frontera natural entre Portugal y España.
No miento si digo que estaba emocionado por ello.


En tierra española. Edificio del antiguo colegio de los Jesuitas.

Desembarqué en A Pasaxe (A Guarda ). Es el inicio del tramo español del camino de Santiago portugués de la costa.

Bajó la rampa del ferry y los primeros en salir fueron los moteros,el último fui yo en bici pedaleando. El simple hecho de bajar así me hizo bastante gracia.




Nada más llegar junto al abandonado colegio de los Jesuitas y ver el cartel del camino portugués de la costa seguí las flechas amarillas hacia A Guarda subiendo una corta cuesta. El calor apretaba lo suyo a estas horas por lo que estuve refrescándome bajo el frio chorro de una fuente. Tenía la cabeza como un hervidero.




Luego seguí ascendiendo introduciéndome en un bosque con vistas al Miño.






Tras comer un bocadillo en el bosque crucé A Guarda raudo y veloz adentrándome en el polémico carril-bici Vigo-A Guarda,ya descrito en un reportaje mio hace tiempo.


A Guarda bajo las faldas del monte Santa Trega y su magnífico castro dominando el océano Atlántico.


Monasterio de Oia,hito del camino de Santiago portugués de la costa.

Continué siguiendo las flechas amarillas y el carril-bici que va bordeando la costa.


Lateral monasterio de Oia.



Le fui metiendo más caña a la bici porque el tiempo apremiaba. Tenía idea de coger un tren en Vigo hacia Pontevedra y eran  las 18:50 de la tarde. Aún quedaba llegar a Baiona.



Las islas Cíes.

El castillo de Baiona, En la actualidad convertido en Parador Nacional.

Salí de Baiona a las 19:20 por un carril-bici atestado de paseantes y niños que se cruzaban con sus pequeñas bicicletas. Más tarde seguí por el otro ( chapucero) que prácticamente llega hasta la ciudad de Vigo.

Llegué  a la ciudad a las 21:15 de la noche. Fui veloz a la estación de tren con más de 160 km en el cuentakilómetros. Una burrada para hacerlos en un día.

Pero la cara que puse al decirme el de la taquilla que los sábados y vísperas de festivos no salían trenes a Pontevedra a partir de las 21:00 fue monumental. Quedé de piedra!!!...

Ahora ya casi anocheciendo me tocaba ir hasta Pontevedra en bici (unos 30 km extras y de noche ).

Algo asustado y muy preocupado por la familia me puse el chaleco reflectante,saqué las luces y el foco nuevo del manillar y me encaminé por la nacional para salir de la ciudad. No llevaba GPS y tampoco tenía tiempo de buscar las flechas amarillas que llevaban a Redondela por el camino de Santiago de la costa.

Pregunté a un señor muy serio (clavado al actor clásico que encarnaba al Conde Drácula Christopher Lee) por la dirección a tomar para coger la nacional que lleva a Pontevedra.

Es una locura pedalear por una nacional de noche pero esto era un caso aparte. De pronto me dio una fuerte rampa en el muslo derecho. No,no!!-pensé-no puede ser!!!...pero pronto pasó y pude seguir sin problemas por suerte.

No tardé en llegar hasta Redondela,que por cierto estaba en fiestas con un gran y ruidoso escenario a toda mecha y gente disfrazada de romanos,romanas y piratas del Caribe.

Sentí más "acojono" ¿y si con tanta fiesta  me encontraba algún borracho al volante de noche? Qué locura. ¿y si tengo una inoportuna avería en la bici ?. No es cuestión de molestar a nadie. Mi mujer no puede venir a recogerme con el nene.La bici no cabría en el coche.

Bueno menos mal que no pasó nada y tras cruzar Cesantes,Arcade y Pontesampaio por la nacional poco después me adentré nuevamente en el camino de Santiago por una tranquila y solitaria comarcal.

Sentí alivio,mucho alivio cuando llegué a casa en Pontevedra...........a las 12:00 de la noche. Otra vez no me pasará y además iré más informado con el tema de horarios Renfe.  De todo se aprende.

Eso si,un día espectacular. Portugal es muy bonito.


198,22 km en 12 horas con 22 min y una velocidad media de 16 km/h.


5 comentarios:

  1. Precioso reportaje.
    La próxima vez no olvides que puede hacer noche en el Refugio de Peregrinos de Freixo

    ResponderEliminar
  2. Buenas Luis. En primer lugar enhorabuena por tu excelente trabajo en al camino portugués de la costa. la verdad es que si llego a hacer noche en esta ruta de un día mi mujer me mata jajajajaja...un saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agregué tu web caminador.es a la lista de webs interesantes de mi blog.

      Eliminar
  3. Enhorabuena por esa machada,pero¿siempre sales solo?

    ResponderEliminar
  4. Buenas anónimo,salgo solo aunque alguna vez he salido con compañeros.

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios