No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

19/7/13

Hacia el monte Seixo y Caroi por un cumpleaños

El domingo teníamos el cumpleaños de la niña de unos amigos en Caroi. Fui en bici
Salí de Pontevedra por el arcén de la comarcal PO-531. El camino es de subida constante.

A pocos km de la ciudad paré en una fuente para llenar la mochila con 3 litros de agua fresca y pura. Justo cuando iba a cruzar la carretera para acceder a la fuente paró un coche y salieron dos hombres a llenar unas garrafas con agua...¡qué casualidad! Tardaron un rato en llenar las garrafas pasando de mi. Me sentí invisible para ellos,siquiera me cedieron unos segundos para llenar mi mochila,total el chorro era grueso y en tres segundos la llenaría sin hacerles perder tiempo. Ellos llenaban 3 garrafas de 5 litros cada una. Ni buenos días al marcharse.

Tras unos  pocos kilómetros y una rotonda me desvié de la comarcal ( por cierto entre semana tiene bastante tránsito de camiones) para adentrarme en solitarios caminos.



El camino seguía ascendiendo y ascendiendo más tarde por las callejuelas de una solitaria aldea.

Luego por fin dejaba atrás el asfalto para seguir subiendo por un camino que se me suele atragantar y acabo haciéndolo a pie a lo largo de varios metros hasta lo alto...



Más tarde cruzo de forma breve otra aldea y me sumerjo en las sombras de un bosque.


Mientras pedaleo por unas bonitas pistas de monte un ruido como de un rápido trotar por la hojarasca del bosque me llama la atención. Un ciervo asoma su cabeza curioso entre la espesura. Trato de fotografiarlo pero es muy rápido y desaparece entre los árboles. Esa bella imagen hace que pedalee con más fuerza y más feliz. Pronto veo las cumbres a lo lejos del monte do Seixo.


No llevo el GPS y un despiste hace que me equivoque de camino. Voy por una solitaria carretera ascendente mientras el calor va apretando más y más...


La verdad es que si ayer sábado tuve hasta frío hoy domingo estaba ya notando mi cabeza recalentada bajo el casco...¡qué calorazo!!! Paré unos minutos bajo una sombra que encontré en mi camino,una de las pocas.


Me desvié sin querer del trazado que en un principio me iba a llevar hasta la aldea de Cima de Vila para subir por pista hasta la cumbre de monte do Seixo.

Entré en los dominios del concello de A Lama. Pasé cerca de la cárcel que lleva su nombre.

Por poco bajé al río a darme un chapuzón y más viendo a varios bañistas disfrutando de sus frias aguas.
Llegué hasta la aldea de O Pelete y busqué un merendero para comer y descansar del calor. Eran las 14:30 de la tarde. Eso pasa por salir a las 12:00 de casa.

A los pies del monte do Seixo.
Agotado por el calor y hambriento poso  bastante serio antes de comer.

Tras comer y descansar a la sombra me hago unas fotos con un bonito carballo (roble) de más de 500 años de antigüedad. ¡Casi nada 5 siglos ahí plantado!


Bueno y ahora toca subir al monte por pista de hormigón y grava. Con un calor achicharrante.


Asciendo un buen trecho hasta ver O Pelete abajo cada vez más lejos.


El calor aprieta mucho y la cuesta es empinadísima y constante así que bajo de la bici y empujo.


Ni una puñetera sombra donde refugiarse unos instantes. Me aso de calor cuesta arriba.


Se me acaba el agua de la mochila ¡mira que no rellenarla en O Pelete!!

Por fin veo la cumbre y unos árboles. Sombraaa!!!!


En cuanto llegue arriba primero a la sombra y luego rápido a buscar la fuente que se que hay ahí en un merendero.

¡ A la sombra qué gustito!!
Voy raudo hacia la fuente subiendo alguna que otra cuesta vendo un merendero por el camino,un merendero nuevo del que paso.

Llego a la fuente conocida por mi de agua fría y cristalina nacida en las entrañas del monte Seixo. Espanto a una manada de caballos y potrillos.



Y ¡ la fuente está seca !!!!! Dios!!!


Doy marcha atrás y voy de nuevo hacia el otro merendero,el nuevo. Bueno,nuevo para mi que ya lleva años pero fue recientemente reformado.


Oigo el rumor de un chorro de agua a lo lejos...


Si!!! es una fuente con agua!!!




El merendero está situado en pleno sendero PR-G135 cerca de la capilla de la Santa Mariña y de la pista que baja hacia Cima de Vila y Caroi.



Capilla de la Santa Mariña.


Paré a descansar y disfrutar de las vistas que se ven desde ahí ( aunque las brumas  impidieron la contemplación en todo su esplendor).

De pronto llegó una furgoneta veloz con dos gitanos campo a través dando tumbos por los baches y aparcando junto a mi. Me di un susto pensando a ver si bajaban me daban una ostia y me robaban la bici. Tenían cara de pocos amigos.

La verdad es que eran amables y me preguntaron por las fiestas de la Santa Mariña ( lo que hace a veces la la mala apariencia física y la fama). Las fiestas son al fin de semana siguiente pero como no vieron montado nada aquí arriba se extrañaron y por eso se dirigieron a mi . Se fueron  tras darme las gracias por la información.







Bajé veloz hacia Caroi pensando en darme un buen baño en la piscina que decía mi mujer que tenían estos amigos y también en la posible comida que tuvieran para picar en el jardín. Llevaba el bañador bajo el culotte jajajaja.

No sabía donde estaba la casa de los amigos en Caroi aunque como es una aldea no tardé en encontrarla pero... ¡ no tenían piscina!!!

Allí estaban Isidrito,mi mujer,sobrinos,amigos y desconocidos familiares de ellos. Y un total de 22 niños jugando.


Mi hijo Isidro en Caroi.
Había empanada casera muy rica y frutos secos,bebí cerveza con limón sin alcohol. Mi mujer e hijo fueron a Cerdedo a darse un baño y yo regresé a Pontevedra en bici. Hacía calor.

Total 76 km con una media de 15 km/h que está muy bien. Llevo cuenta kilómetros nuevo. 12 euros en el Froiz. Es de cable.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios