No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

24/7/13

GR-59 ( II ) completo

El domingo salí de Pontevedra decidido a completar todo el recorrido del sendero GR-59
Dicho sendero recorre las cumbres y la costa de la denominada Península del Morrazo,comprendida entre las rías de Vigo y Pontevedra. Son 89 km en total.

No se esperaban para este domingo unas temperaturas elevadas que digamos ( máxima 23º ) jejeje.
Como la ruta dicen que es algo dura ( y si no leed esta crónica de unos locos que salieron en plena ola de calor) fui bien provisto de comida. Bocadillo de jamón serrano,dos plátanos,ensalada de pasta y atún. Además de las acostumbradas barritas de cereales.




A las 9:30 di el pistoletazo de salida a la ruta cruzando la ciudad por la refrescante Senda del río Gafos.




El trayecto fue corto y rápido ya que a esas horas y domingo apenas había nadie paseando.




En 20 minutos más o menos ya estaba en la localidad portuaria y militar de Marín ascendiendo hacia la conexión con el recorrido del GR.


Marín y la isla de Tambo abajo entre  brumas matinales.

El puerto de Marín y la Escuela Naval Militar.

Pronto di con la pista forestal que asciende al Lago Castiñeiras.




Llegué al lago y vi a los acostumbrados grupos ciclistas de carretera y montaña deambulando por la zona. Seguí mi camino por otras pistas forestales. Una pena las brumas que apenas dejaban apreciar la panóramica de la ría de Vigo.




Tuve que abrigarme un poco.Parece mentira que sea Julio. Me encanta el frío.




Las primeras señales del GR-59 en Sobreira.




Seguí ascendiendo por solitario asfalto. De momento subo más que bajo




Luego me sumergí en un bosque recorriendo el precioso y recomendable Sendero del río Fraga.





Una maravilla sobretodo para las bicicletas de doble suspensión...¡Quiero una!



Piedras erosionadas gracias a las ruedas de los carros que recorrían este sendero hace muchos años.



El recorrido es en descenso.




No tardo en llegar hasta el Mirador de Fraga,desde el cual se observa la ría de Vigo.




Descanso un poco observando el panorama,tomo una barrita de cereales y luego bajo por asfalto unos pocos metros hasta dar con una pista de fuerte pendiente ascendente. Me toca empujar la bici porque tiene mucha piedra suelta y la bici derrapa.





Luego el camino se despeja permitiéndome pedalear sin problemas.





Lástima de niebla!!!

La ría de Vigo con sus bateas mejilloneras.




Ahora continúo por un camino paralelo a la Vía rápida del Morrazo. Desde las alturas veo la carretera escuchando el rumor de los vehículos circulando a toda mecha.




El camino sigue ascendente pero como el terreno es bastante arenoso de nuevo tengo que poner pie a tierra y empujar. ¡Qué fastidio! No hay manera,me patina la rueda trasera.



Varias huellas de bicicletas.

Arriba ya no oigo el rumor de los coches. Por fin se hace el silencio.




Comienza a salir el sol y despejarse el cielo. No se porqué me apetece parar en una playa nudista que hay en el recorrido. Y desnudarme claro jajaja.

Llego al Alto de Piñeiros y veo a un grupo de ciclistas refrescándose,conversando y alguno dando saltitos con su bici.




Más tarde cruzo una carretera para seguir ascendiendo por un camino junto a un almacén. Estoy en el concello de Cangas.







Desde luego esta ruta tiene más subidas que bajadas. Menos mal que la temperatura es suave.



Comunidad de Montes de Darbo.



Sigo un poco más y por fin bajo a la playa de Liméns. Preciosa playa con poca gente tomando el sol.



Las islas Cíes a lo lejos.
Playa de Santa Marta.

Decido parar a la sombra de un pinar. Ya son horas de comer. Tengo tanta hambre que el bocadillo de jamón serrano me dura un suspiro...No lejos de mi hay alguna familias comiendo en mesas y sillas plegables con niños alborotando. No me dan envidia jejeje. Me pongo el chubasquero porque a la sombra y sudado tengo frío.




En uno de los pinos veo marcas del GR. Me encanta este lugar. Envidia si que me dan los dueños de las casas que se ven cerca de la playa. Esos si que viven bien.




Después de comer salgo de la playa de Liméns y llego a la de Nerga.


Bandera azul para esta bonita playa.

Una maravilla.


Una pasarela de madera me introduce en un amplio arenal boscoso.





La arena dificulta el avance. El olor a pinos me recuerda a mi tierra: Valencia. Y más me recuerda a un lugar llamado El Saler,cerca de la capital de la Comunidad Valenciana. Es casi idéntico.






Hay muchas marcas pintadas del GR-59. No hay pérdida.




Salgo de arenal para continuar por bonitos senderos con intercaladas vistas al océano.



Enorme Laurel nacido en pleno bosque costero.

El sendero se estrecha.

Poco a poco llego cerca de la localidad de Donón pasando junto  a unas casas derruidas.




Ya pueden pasar siglos que los muros de piedra aguantan lo que sea.




Un cartel situado frente a las casas me informa que he estado recorriendo el " Camiño Da Misa".





Ahora me voy aproximando al Cabo Home.




Las vistas de las cercanas islas Cíes son fabulosas.




Veo el Monte do Facho,donde se encuentran las ruinas del castro y el santuario galaico-romano Berobriga. Ya estuve allí arriba una vez. Es impresionante.




Espero que se despeje de gente y niños el monumento con forma de caracola que hay en la Costa de la Vela,en pleno Cabo Home. Esta caracola es obra del escultor Lito Portela. Situada frente al mirador del mismo nombre apreciamos unas vistas magníficas en días claros.

Cuando quedó libre el monumento ( a la gente le gusta subir,meterse en medio de la caracola,etc ) me hice una auto-foto.

Un chico calvo y fornido clavado a Kiko Matamoros ( creí que era él) acompañado de su pareja se ofreció a hacerme una foto. Le dije que no. Justo estaba llenándose otra vez de niños y gente subiendo y encaramándose a los barrotes de la caracola. Hubiera salido una foto de mierda ,la verdad.

Desde la caracola se ven las Islas Cíes  a la izquierda y la de Ons a la derecha. La gente suele subirse a una enorme roca situada a un lado del monumento para verlas mejor.




Cerca vi más marcas del GR-59.




Seguí mi camino pasando a los pies del Monte do Facho y la subida pedregosa al Santuario y castro galaico-romano.



Antiguas vagonetas donde bajaban los restos de la excavación arqueológica del castro.

Subida al castro.

Continué mi camino ascendiendo y dejando atrás el Monte do Facho.


Monte do Facho.




Siguiendo las marcas del sendero GR me encaminé hacia el Cruceiro de O Hío. Cuesta arriba para variar...




Aunque una refrescante bajada pedregosa me alivió un poco. Paré a mitad para saborear las vistas.




Al final de esta calzada pedregosa descendente me hice una auto-foto junto a un cartel del GR.




Poco después bajé por asfalto hasta el bonito y curioso Cruceiro de Hío. Había un grupo de turistas haciendo fotos. Puse el trípode con cuidado en el sillín de la bici. Si es que no necesito a nadie para que me hagan fotos.




Tras tomar una barrita de cereales viendo a una guía hablando inglés y explicando la historia del cruceiro a una chica,el camino me llevó de nuevo en fuerte descenso a la playa.




Estoy en la pequeña Ría de Aldán y ahora voy rumbo al Cabo Udra. De punta a punta y tiro porque me toca.




Siguiendo las marcas rojas y blancas frente al puerto de Aldán.




Pedaleando me sumergí en otro bosque ascendiendo...



No me acuerdo que playa era esa.



Bajé por una rampa de madera a una playa para cruzar por la arena entre la gente que tomaba el sol y seguir luego por asfalto.




Llegué al Cabo Udra. Eran las 19:00 de la tarde. Busqué un sitio tranquilo y fresco para comer la ensalada de pasta.



Una roca inclinada enorme,la sombra de unos árboles y sobretodo unas vistas al océano abierto impresionantes fueron más que suficientes para sacar mi ensalada y deleitarme.




Deleitarme con un precioso y tranquilo atardecer en el Cabo Udra.




Proseguí por caminos saliendo del entorno del Cabo.




En una de las playas que recorri a continuación vi a un hombre desnudo al sol.



Restos de una acampada.

En un camino se me atravesó un burro. No había manera de quitarlo de en medio. Al final salió de una casa una señora. Me dijo que pasara tranquilo,no hacía nada. La verdad es que parecía una estatua,el bicho no se movió ni un segundo. Acaricié su cabeza.




En un tramo de descenso por bosque tuve un susto cuando una rama se enganchó en el cambio de marchas.




No me acuerdo que lugar era este.


Conejos.

Ya estaba poniéndose el sol. Me di más caña para volver a casa antes de que oscureciera. A estas alturas estaba un poco despistado. Me di cuenta gracias a un cartel que todavía estaba en el Concello de Bueu. Aún me quedaba un  pequeño cacho de recorrido.




Pedaleé por el monte hacia Marín. Las piernas ya empezaban a acusar el cansancio.

Suspiré aliviado cuando vi un poste de las rutas Btt del Concello de Marín...ya estaba cerca.




Cuando vi el cartel de Pastoriza supe que ya había culminado la Ruta del GR-59. En esa zona  prácticamente quedaban pocos kilómetros hasta la pista de subida del Lago Castiñeiras,lugar al que subí empezando el día.




Eran las 21:30 de la noche y al filo del ocaso decidí bajar a la carretera comarcal que lleva a Marín.

Pasando por un merendero vi algunos domingueros apurando el día y otros recogiendo y marchando. En un rincón apartado había una pareja tumbada haciendo el amor a medio vestir,aunque no se les veía nada...no se esperaban que nadie a esas horas pasase en bici jajaja...




Antes de entrar en la comarcal saqué las luces de la mochila. Di pedales a toda mecha. La ría estaba preciosa.




Llegué a Marín sin contratiempos ya de noche cerrada. Salí de esta localidad por la comarcal que  lleva directo a Pontevedra ( 6 km de trayecto ). No pasan muchos automóviles porque en paralelo discurre una autovía. Noté la rueda trasera algo blanda y me temí un inesperado pinchazo. ¡NO! ¡Por favor !. Por suerte no fue así. Hubiera sido un fastidio parar de noche a arreglarlo.

Llevé el susto del día ( ya llegando a casa y en esta carretera ) cuando de pronto una chica en coche me gritó fuerte pasando despacio por mi lado: ¡EL DE ROJO QUE TE COJO!.  Le dediqué un dedo. El coche fue frenando a intervalos y más adelante paró. Más tarde siguió su camino adelantándome sin hacer nada extraño. Yo esperaba un empujón por su parte. Me relajé cuando se alejaron

Este pequeño incidente no amargó para nada el día tan estupendo que pasé en el GR-59.
Llegué a casa a las 11:00. Una ruta épica sin duda y quien opine con contrario que la haga. No quedará indiferente.


FICHA:
Distancia total: 115,83 km.
Velocidad media: 12 km/h.
Tiempo en movimiento: 9 horas con 53 minutos.
Tiempo parado: 3 horas.
Desnivel acumulado positivo:  2.487 metros.
Altitud máxima: 447 metros.
Consumo sólidos: Un bocadillo de jamón serrano,ensalada de pasta y atún
                              6 barritas de cereales.
Consumo líquidos: 8 litros agua.

Track ruta: Wikiloc

3 comentarios:

  1. Envidiable forma de pasar un domingo, y fuerte y preciosa ruta te marcaste, que lo puedas seguir haciendo por muchos años.
    Salud y muchas gracias por compartirla.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Estas hecho un crack..120 km "gallegos" de tiron. Y las fotos una vez mas geniales

    ResponderEliminar
  3. Un abrazo amigos!!! Gracias,la verdad es que al final uno se acostumbra a tantas cuestas. Esta es la de mayor desnivel positivo acumulado que he hecho hasta la fecha. Batí mi propio récord!!!

    un saludo!!!

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios