No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

6/5/13

Camino portugués de la costa I

El sábado fui hacia A Guarda en bici para investigar el trazado
del Camino de Santiago portugués de la costa  ( también llamado Camino Monacal) partiendo desde el puerto donde desembarca el Ferry que viene de Caminha (Portugal).

La verdad es que tenía intención de ir en tren hasta Padrón para acercarme a Noia y hacer la primera etapa de mi libro:  Las Rías Baixas en bicicleta y por la costa , pero eran las 8:00 de la mañana y en taquilla me dijeron que el próximo a Padrón salía a las 10:30 .

Cambié de opinión y destino cogiendo uno que me llevó hasta Vigo. Improvisé nuevo recorrido sobre la marcha.


Al fondo derecha está el albergue de peregrinos.

En el "cuelgabicis" ( solamente tres plazas en un vagón por convoy ) me acompañó una Trek de carretera.
Cuando llegué a Vigo el chico de la otra bici (vestido normal de calle) me ayudó a descolgar la mía,ya que los ganchos tienen bastante mala sombra y sobretodo con las ruedas gordas cuesta un poco.

-Quien inventó este sistema se lució eh?- me dijo el de la Trek.
- Desde luego lo hizo con el culo- contesté yo-venga gracias.


Puse mi gps en marcha borrando el track del gps y empecé a dar pedales por la gran avenida que hay junto a la estación de trenes.

A estas horas y siendo sábado apenas habían coches y pude circular sin problemas salvo por un autobus que me pisaba los talones subiendo por una larga avenida. Vi algunos borrachos rezagados deambulando como zombis por las aceras y haciendo cosas propias de un retrasado.

Vigo es todo cuestas y más partiendo desde la estación que está  muy cerca del puerto. Esto me permitió calentar los músculos de mis piernas. Ascendí hasta el origen más remoto de la ciudad: el castro de Vigo.

 Antes disfruté junto al  monumento a Los Trovadores de unas vistas preciosas.

Apuntando al océano.


Junto a este balcón-mirador de las islas Cíes se erige el símbolo de Vigo. el olivo centenario.


Había un tipo muy raro aproximándose de forma extraña por la retaguardia por lo que salí veloz de allí...y subí al castro.


Bajé hasta la gran rotonda que preside el monumento a Los Caballos para enfilar la Gran Vía.


La idea era salir de la ciudad por el tranquilo paseo del río Lagares.el cual desemboca en la playa de Samil.

Bajé veloz por la Gran Vía hacia un centro comercial cercano al paseo y el estadio de Balaídos.

Nada más recorrer los primeros metros de este refrescante y natural sendero Lagares vi una escena muy bonita de una pata con sus patitos cruzando el camino. La foto fue tomada de forma rápida y con la cámara compacta,así que la calidad no es buena.


Como no había mucha gente a esas horas recorrí rápido el sendero llegando en 10 minutos a la playa de Samil. Recorrí unos metros de asfalto y casi en la carretera que bordea la playa un Mini color rojo se llevó por delante a un pobre gato callejero con un sonoro y seco golpe.

Por puro reflejo me protegí unos segundos la cara para evitar la desagradable visión de ver como chafaba al pobre gato delante de mis narices. Por suerte o desgracia el animal salió de bajo el coche cojeando más o menos rápido. El Mini siguió camino y yo detrás de él a buen ritmo. Más adelante,junto a la playa, paró y bajó un tipo con perilla.

- Oye ¿se me quedó enganchado el gato debajo del coche?- me dijo.
- No,tranquilo salió cojeando.-le respondí.
-¿Ah,pero lo viste salir,no quedó enganchado?
- No,pero tiene una pata jodida.- le volví a responder con pena.
- Bueno eso da igual lo que me preocupaba era si se había quedado enganchado.- el tipo se metió en el coche y siguió su camino.

Luego lo vi que estacionaba junto a un bar...

Continué avanzando hice un alto en el camino en la playa de Cánido para tomar alguna fotografía.

Islas Cíes.
Ahora enfilé el polémico carril-bici que conecta a intervalos Vigo.Baiona y A Guarda.

Quise aumentar mi ritmo e ir más rápido de lo acostumbrado. Llegué a Baiona en menos de una hora.





Monumento al descubrimiento de América.

Tomé el carril-bici que une Baiona con A Guarda a buena velocidad...


La verdad es que había buen ambiente ciclista. Casi a la altura del faro Silleiro pasó por el arcén contrario un nutrido pelotón a toda velocidad.

-  ¡Venga ya está casi ! ¿a que no tenéis huevos de cogernos?-gritó el que iba en cabeza.


La primavera la sangre altera y si no que se lo digan a este pobre caballo:


Llagué al monasterio de Oia,uno de los "hitos" del camino portugués de la costa.



Allí paré a tomar una barrita de cereales. Se puede visitar la iglesia del monasterio preguntando en el estanco que hay muy cerca.




Seguí camino por el carril-bici que además de polémico es extraño porque poca pinta tiene de eso mismo. Además tiene las flechas amarillas del camino de la costa.


De nuevo por asfalto ya divisaba el monte de Santa Trega.



En A Guarda busqué el lugar donde se coge el Ferry a Caminha (Portugal). El Ferry que toman los peregrinos desde Portugal para continuar en España por el camino portugués de la costa hacia Santiago.



Frente a la estación donde se compran los billetes hay un gran edificio abandonado.

Edificio abandonado que fue Colegio de Santiago Apóstol de la orden de los Jesuitas. (1872).
Durante la guerra civil lo utilizaron como prisión y campo de concentración.


Habían unos chicos esperando para sacar unos billetes,pero no había nadie dentro. Eran las 14:30. Me preguntaron si era de allí y si sabía algo.



Junto a los muros del gran edificio abandonado vi las primeras flechas amarillas del camino en España.

Las seguí todo contento!!!

Primero tuve que subir una corta pero empinada cuesta por asfalto y callejeé por otras no menos empinadas hasta llegar a lo salvaje. Ahora fui cuesta abajo por una bonita corredoira.


Pero se hizo corto y tuve que bajar de la bici para subir unas escaleras de piedra junto a un lavadero.


Luego el sendero ya continuaba sin problemas un poco subiendo y sobretodo bajando.






En un punto me despisté y no conseguí seguir la pista a las flechas amarillas así que continué camino por donde vine: el carril bici hacia Baiona y Vigo.


En pleno carril-bici tuve que aminorar la marcha porque me dió una fuerte rampa en el muslo derecho.
Joer que dolor!!!

Fui muy lento,hasta el punto de que me adelantaron dos bicis del Carrefour de esas de 100 euros.
Se fue pasando el dolor y le metí más caña a la bici consiguiendo llegar a Baiona y Vigo sin más contratiempos.


2 comentarios:

  1. La Osa! Yo creo que al leerte nos transportas a todos allí en un minuto!! Vaya fotazas..

    Espero que lo del muslo no sea nada, aunque si cuentas que terminaste dando caña y sin contratiempos, imagino que estará todo bien!!

    Hasta la próxima entrada.
    Por aquí te sigo! :P

    ResponderEliminar
  2. Gracias Vanesa!!! fue una inoportuna rampa por no hacer estiramientos jejeje...pero no hay problema!!!

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios