No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

9/1/13

Hacia Caldas de Reis II

El domingo pasado fui...
A hacer la misma ruta del domingo anterior pero al revés,volviendo desde Caldas de Reis por la senda del río Umia,el pantano de Caldas y las cascadas y molinos del río Barosa.

Salí de Pontevedra a eso de las 11 de la mañana con bastante frío. Apenas había gente por las calles porque era día de reyes...

Aún así me encontré con algún que otro ciclista por el camino de Santiago portugués...



El agua de los riachuelos gracias a las lluvias corría abundante...



Llegué  a las cascadas y molinos del río Barosa. De entre las brumas surgió un fantasmal pelotón de ciclistas ...no me dio tiempo  a fotografiarlos,pero la imagen era muy bonita,doy fe...



Las cascadas y molinos ofrecen un espectáculo precioso...



Este es un lugar poco conocido por los peregrinos del camino portugués a su paso por la localidad de Barro. Es una pena que no se promocione porque apenas hay que desviarse 150 metros del camino y el lugar se halla indicado con un gran cartel de madera. En los molinos-restaurante del lugar sellan credenciales...



Llegué a Caldas de Reis y tuve un "susto" en un cruce con un coche,la verdad es que en ese punto no se ven venir los coches que vienen por la derecha. Hay un espejo "ojo de pez" para eso,pero más vale cruzar andando por la acera en ese punto,la próxima así lo haré.

Seguí por los bonitos jardines de esta localidad para introducirme en la senda del río Umia. Allí continué por un estrecho sendero de tablas de madera con cuidado a la vera del río.

Una señora muy seria ataviada con un largo abrigo y gafas de sol me dejó pasar poniéndose justo delante del puente de madera que quería cruzar. Se echó a un lado y la saludé y di las gracias. La señora seria ni me contestó,solo me miró fijamente.

Subí el pequeño puente  de madera y la bici resbaló cayéndome al suelo. La verdad es que estos puentes hechos con tablas de madera por estas fechas son una pista perfecta de patinaje. Media bici quedó enganchada por el manillar bajo una de las tablas de la barandilla y el gps quedó algo suelto.

 Me levanté la saqué de ahí y vi a la señora seria que seguía mirándome fijamente sin decir absolutamente nada. Crucé el puente agarrándome a la barandilla y la bici en la otra mano.Eso resbalaba que daba gusto!!!...

Al llegar al otro lado me subí a la bici,enganché bien el gps al manillar y vi  a la señora que seguía mirándome fijamente al otro lado. Le dije que cómo resbalaban estos puentes de madera y no me dijo nada...¡qué señora más rara!!!

Seguí camino por un precioso sendero de tierra para continuar por una corta pero muy empinada cuesta asfaltada. Luego seguí por el arcén de una carretera poco transitada junto al embalse de Caldas de Reis enlazando con caminos de tierra ascendentes y descendentes...



...hacia el monte que lleva a las cascadas y molinos de Barosa por solitarios caminos asfaltados...





Enlacé con el camino de Santiago portugués dirección Pontevedra y llegando a la ciudad,en el cruce con la variante espiritual del camino portugués,el Camiño de Pontevedra ao Salnés,encontré que el cartel de madera con la flecha y vieira de esa variante había sido fruto del vandalismo. Vamos,que se la habían llevado y solamente quedaba el palo...

Algunos peregrinos se hacen un poco de lío,creo deberían colocar un mojón o cartel en condiciones explicando lo de la variante en este punto del camino. Algo así como hacen los concellos con las rutas de senderismo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios