No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

9/2/12

Hacia el monasterio de Aciveiro

Esta nueva ruta es un homenaje a mi futuro hijo Isidro...

Salí por la mañana a eso de las 10:30 horas desde
Pontevedra .

Primero fui por una concurrida comarcal (PO-532) unos 3 kilómetros en sentido ascendente.
Hasta que caliento me suele costar un poco "arrancar" y los primeros kilómetros se me hacen duros,pero hoy estuve fuerte desde el primer momento.

Me desvío de la ruidosa comarcal y se hace el silencio. Pedaleo entre las callejuelas de unas aldeas en continua ascensión. La última rampa de asfalto es algo dura,ésta me lleva hasta un sendero ya en plena
naturaleza...


Tras varios kilómetros ya diviso la cumbre del monte Seixo...


Sigo por pistas forestales y cruzo veloz por la solitaria aldea Chiela ,veo entre las sombras un grupo de personas muy quietas,me resultó un poco sospechoso,así que retrocedí para observar con más detenimiento:


¡No sabía que en Galicia también hicieran Ninots como en las Fallas de Valencia!


Tienen hasta su letrero con una especie de chiste,como en las Fallas...

 El letrero de la abuela dice así:

"¡Ai Xesús!
que alegría dan os rapaciños

pero o rapaz...
e o demo..."




El de la familia dice:

Me cago no carallo!
 miña nai  
non me deixa
ir a os paxaros

¡e miña irman
parece tola!"

Después de reir un rato recordando las principales fiestas de Valencia,sigo mi camino...


No lejos se alza la cumbre del monte Coirego.Este trozo de camino tiene un paisaje desolador.


Ésta fue en el 2006 la zona cero de los incendios que asolaron una parte de Galicia.
Tras dos horas de pedaleo el monte Seixo se muestra desafiante,casi al alcance de la mano...

Foto:  monte Seixo

La subida por pista hasta la cumbre es "pa cagarse"...aunque cada vez me parece más fácil.

Foto: vertidos ilegales cerca de Caroi.


El viento mece mi bicicleta de lado a lado y hago equilibrios para no caer...

Al fin llego arriba y rápidamente me parapeto del gélido viento tras los muros de la ermita de la Santa Mariña.

Foto: ermita de la Santa Mariña.

Coloco mi cámara en un minitrípode fuertemente sujeto a una roca gracias a sus patas de goma articuladas.


Me dirijo hacia la pista asfaltada que baja directa a Cerdedo desde la subestación de los aerogeneradores,pero me desvío a mi derecha por otra de tierra para bajar del monte...¡qué frío!...

Foto: la sierra do Candán vista desde el monte Seixo.

Una vez abajo ,en la aldea de Cernadelo,voy por carreteras terciarias solitarias,pasando por alguna aldea como la de O Sixto y llegando hasta la localidad de Soutelo.
Desde allí,cruzando por Sanguñedo ,sigo por bonitos caminos de asfalto sin encontrar apenas algún vehículo.


Llego a la aldea de Vilariño, desde donde se sube hasta la cumbre de la Sierra do Candán por un sendero.
Pero encuentro que el dichoso sendero se halla enmarañado...


...intento seguir por otro camino paralelo al trazado original que dibujé en mi gps...


...pero también se halla taponado por zarzas un poco más adelante...

Al final me toca seguir por una carretera terciaria hasta la cercana aldea de Fixó y veo que desde allí si se puede subir por pista a la cumbre sin problemas por camino de tierra. Es una subida parecida a la del Seixo pero más corta y con rampas menos duras. Sigue el fuerte viento. Subo con el sonido de los gigantescos aerogeneradores como música de fondo.



Una vez arriba,nada más llegar,veo un cartel de madera que indica un camino hacia la aldea de Grobas.
Esta aldea está deshabitada desde 1960. Actualmente quedan unas pocas ruinas de las viviendas.
Allí se dedicaban a la explotación de estaño y la venta de carbón de carballo (roble).Hay unas minas.
Mi cuñado ya me comentó hace tiempo de ir allí un dia.






Ya se hace tarde y decido bajar por una pista no prevista para hoy,la cual me llevará hasta una comarcal que sube directa hasta el monasterio de Aciveiro,la meta de esta bonita ruta.



La comarcal tiene buen arcén y pasan poquitos coches,enseguida llego al monasterio.



Actualmente este monasterio del siglo XII es un hotel con la "Q" de Calidad Turística.



Pensé en comer un bocadillo que llevaba en la mochila, pero no quería perder tiempo.

Foto: monasterio de Aciveiro en las faldas de la serra do Candán.



Era bastante tarde,las 17.30 y a las 19:00 ya es de noche,así que decidí volver a Pontevedra por  carretera nacional.


Es algo que no me gusta pero en invierno a veces es necesaria la vuelta así para las rutas largas. Tuve suerte porque el viento ya hacía rato que dejó de soplar fuerte y se estaba convirtiendo en suave brisa,así que me encaminé con más tranquilidad ¡quedaban 43 km!....


Lo bueno es que desde el monasterio casi todo el camino de vuelta es en sentido descendente,primero por comarcal y luego por nacional a Cerdedo y Pontevedra.
No tuve ningún problema,ya próximo a la ciudad encendí las luces y entré ya de noche cerrada por la senda del Lérez.

En la corta bajada que hay desde la nacional a la senda tuve el único contratiempo del dia,casi me trago a un chaval que iba haciendo footing vestido totalmente de negro y sin reflectantes y a una chica también de negro paseando un perro a unos metros...¡ya les vale!...estaba el chico situado justo al final de la pendiente y no era cuestión de frenar en seco porque el firme tiene algo de gravilla...la chica estaba dos metros tras él.
Hice una extraña "s" entre ellos. Después de 120 kilómetros hubiera sido gracioso caer al suelo entrando a la ciudad. No se que hace la gente en total oscuridad paseando vestida de negro.No los ves hasta que están casi encima.

En la ciudad  circulé por un corto carril-bici paralelo a ría que siempre está ocupado por paseantes y corredores y es curioso porque el carril-bici tiene a un lado una ancha acera y al otro una pista de tierra.
A las 20:00 estaba duchado y cenando.

FICHA:
Distancia: 120 km.
Tiempo (i/v): 9 horas.
Velocidad media: 13 km/h.
Velocidad máxima: 44 km/h.
Ahorro CO2: 18 kilos.
Desnivel acum subiendo: 1.700 metros.     
Desnivel acum. bajando: 1.981 metros.
Altitud máxima: 969 metros.
Consumo líquidos: 3 litros agua.
Consumo sólidos: 5 barritas cereales.



6 comentarios:

  1. Hola! He leído tu blog en varias ocasiones, y como buen conocedor de estas tierras que se ve que eres me gustaría preguntarte algo. Un amigo y yo estamos planeando bajar a la aldea abandonada de Grovas en bicicleta, en plena Serra do Candán. Pero no por la pista que desciende desde el parque eólico, sino por un descenso más abrupto que está en la otra cara de la Sierra. Tenemos ya experiencia en esto y bicicletas adecuadas, pero desconocemos si es impracticable este sendero. Igual tu sabes algo de la situación!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, añadir que conocemos la zona, y ya subimos O Seixo y otras montañas de Terra de Montes, como O Cábado o el Xesteiras. No somos unos inexpertos jeje.

    ResponderEliminar
  3. Hola,la única experiencia que cuento en la sierra do Candán es la que expongo en este reportaje. Desconozco el descenso ese tan abrupto del que me hablas e incluso todavía no bajé desde los eólicos hasta Grobas por pista.
    No se si se podrá llegar bien con la bici hasta la aldea abandonada.

    Quiero ir un día a investigar la zona de Grobas a ver que tal...saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. Lo del carril bici es de traca. Te puedes encontrar de todo menos ciclista. Que si los que corren, que si los que pasean al perro, que si las madres con los carritos, que si los de los patines, que si las abuelas de la ruta del colesterol... Si no hubiera otra alternativa lo entendería, pero coño, como tu comentas tiene acera y paseo. Y lo peor es que aún tienes que ir según que comentarios.

    En fin...

    ResponderEliminar
  5. Te comento que hemos bajado a Grobas este sábado, y la verdad es que es alucinante! Una de las mejores bajadas endureras de nuestras vidas, y el entorno, de ensueño! Bajamos por un camino, que según los vecinos estaba cerrado (muy abrupto si, pero no cerrado de maleza) que queda cerca del mirador... la verdad es que merece la pena. Sin embargo, después tuvimos que volver a subir por el mismo sitio porque se nos echaba la noche encima, y hoy los brazos los tenemos echos polvo jeje. Bueno, lugar 100 x 100 recomendado.

    ResponderEliminar
  6. jejeje,me alegra saberlo!!! gracias!!! un día de estos iré por allí a disfrutar del lugar...

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios