No pretendo ser el más veloz,ni el más técnico. Sin cuentakilómetros. Únicamente disfrutar de mi bicicleta,los lugares recorridos y poder mostrarlo al mundo.
Dos Pedales: rutas largas por la naturaleza y la historia. Rutas por la Comunidad Valenciana y Galicia (España), también Baden Württemberg y Bayern (Alemania)...

11/8/11

mi nuevo récord.. ¡¡182 km !!

Ayer fue uno de esos pocos días en los que dispongo de mañana y tarde libres para realizar una ruta larga,muy larga.
Aproveché para investigar un tramo de una futura ruta destinada claramente al llamado "cicloturismo de alforjas".

FICHA:
Distancia (I/V): 182 km.
Velocidad media: 14 km /h.
Velocidad máxima: 46 km/h.
Tiempo total : 12 horas 50 minutos.
Desnivel acum. sub: 2416 metros.
Desnivel acum. baj: 2503 metros.
Consumo líquidos en ruta: 10 litros de agua.
Consumo sólidos en ruta: 3 barritas cereales,2 trozos empanada pollo,una pera.
Fotos en ruta: 53 tomas.


Salí de Pontevedra por el camino Santiago y en la bonita corredoira de Barro me encontré con aproximadamente ( sin exagerar ) unos 80 peregrinos japoneses.Estos iban escoltados por protección civil.Impresionante tanto japonés junto.Había de todo,jóvenes,mayores..la verdad es que fue divertido,sobretodo con las chicas jóvenes que parecían salidas de un cómic manga por sus gestos,manera de reir y su forma de comunicar en japonés al resto del grupo el dejarme pasar,a medida que iba avanzando algunos me decían "buen camino" en español.... hice casi la mayoría del trayecto andando por "solidarizarme" con ellos....se les veía entusiasmados... a una chica se le cayó de pronto un muñequito manga  al suelo ( tendría unos 19 años ) y casi me la como con la bici,le pedí disculpas en inglés,le di su muñequito  y ella respondió  en japonés inclinando su cabeza y cuerpo en señal de respeto como es habitual en Japón,yo como soy un cachondo hice lo mismo jajajaja....

Seguí mi camino y ya me desvié por otros derroteros distintos al camino de Santiago y muy solitarios..


Si bien esta ruta,por lo menos en el trozo investigado,toca más asfalto de lo deseado,la cosa se compensa con muchas sendas y caminos muy bonitos..




Llegué al lugar que tenía previsto y como aún era pronto, decidí tirar unos pocos kilómetros más.Comí un trozo de sabrosísima empanada gallega de pollo y una pieza de fruta.Empezaba a apretar el calor.

Di la vuelta ya hacia Pontevedra,en un principio iba a volver en el tren de cercanías desde cierto punto,pero me encontraba en plenitud de fuerzas y decidí hacerme los 90 km de vuelta a Pontevedra dando pedales por donde vine.



Lo malo es que el calor apretaba y mucho,ya llevaba 6 litros de agua consumidos en lo que llevaba de día.
El sol empezó a hacer estragos en mi cuerpo, era un hervidero y encima me quedé sin agua,pasé por aldeas y ninguna con fuente.Menos mal que tenía una fuente controlada a unos kilómetros,llegué como pude y allí puse la cabeza debajo del frío chorro de agua y llené mi mochila de hidratación,aproveché para comerme el último trozo de empanada a la sombra.

Después de descansar un poco y revivir,eran las 8 de la tarde y aún me quedaban muchísimos kilómetros para llegar a a casa,seguí.

Hubo momentos en lo que lo pasé un poco mal pero continué,la noche iba a caer pronto y lo peor del camino necesitaba hacerlo con luz diurna.me encontré a un ciclista que bajaba veloz por un camino pedregoso,yo iba subiendo a duras penas.A medida que el sol caía me iba recobrando y sintiendo con más fuerzas.Volví a recargar la mochila de agua.Se me pinchó la rueda delantera,pero gracias al líquido reparador que lleva fue hinchar un poco y listos gracias a Dios.

Ya al filo de la noche cogí una carretera nacional para aligerar el paso,pero no me hizo mucha gracia el contínuo trasiego de coches y camiones,me encontré en el arcén contrario a un cicloturista cargado hasta los topes con alforjas delanteras y traseras,nos saludamos y esto me animó a seguir unos kilómetros más por la carretera, hasta que vi señales del camino de Santiago y entré en Caldas de reis ( por donde pasa el camino portugués ).Desde allí y por camino de Santiago ( ya de noche ) encendí mis faros y me sentí más seguro.
La luna llena también hizo lo suyo para alumbrar mi camino a Pontevedra....ahora con el frescor de la noche estaba pletórico,el calor me aplatana,el fresco me da muchas fuerzas.Llegué a casa a las 11 de la noche.
Me encanta el tramo de la corredoira de Barro de noche,alumbrado por el faro de mi bicicleta,le da un aire de misterio sobretodo por los ruidos raros que se escucha entre la vegetación..

Total 182 km hasta la puerta de casa.Ahora que escribo estas líneas se me están empezando a despertar el dedo meñique y la punta del dedo gordo de la mano izquierda.Fue por los guantes,están ya viejos y perdieron su acolchado.


2 comentarios:

Agradezco tus comentarios